Corporativismo Partidos 42
Índice del Artículo
Corporativismo Partidos 42
Página 2
Documentación. Declaración doctrinaria de la Unión Nacionalista La SI 07/11/42 p. 11 y La SI 14/11/42 p. 11

Documentación
Declaración doctrinaria de la Unión Nacionalista
La SI 07/11/42 p. 11 y La SI 14/11/42 p. 11


    “La Semana Internacional”, que publica en Documentación los programas de las colectividades políticas cuando nacen o son modificados, continúa con el del joven movimiento nacionalista:
    1. LA UNIÓN NACIONALISTA afirma que la actual etapa histórica de la humanidad denuncia la desaparición de una edad y el advenimiento de otra ya en gestación.
    11. La U. N. formula la siguiente interpretación de la evolución político-social de Chile:
    a) La historia de Chile en el siglo pasado se fundamenta en la implantación de un Gobierno Nacional de tipo aristocrático, que forjó la grandeza de la República.
    b) La sustitución de la antigua aristocracia por grupos plutocráticos aliados del capital imperialista generó el proceso de decadencia de Chile, el que se inició con el derrocamiento de Balmaceda y la implantación del sistema parlamentario y partidista de gobierno.
    c) La desintegración provocada por la dominación plutocrática y el parlamentarismo trajo como consecuencia una revolución espiritual del pueblo en un sentido nacionalista y socialista, cuya primera exteriorización la constituyó la elección presidencial de 1920.
    d) La explotación demagógica del sentimiento renovador del pueblo por el gobierno de 1920, y la desviación posterior de la conciencia de las masas hacia el marxismo, han impedido hasta el presente la cristalización de la revolución popular en un Gobierno genuinamente Nacional y Socialista.
    111. De acuerdo con las interpretaciones de la realidad mundial y nacional que preceden, la U. N. persigue la realización de las nuevas formas políticas, sociales y económicas que capaciten a la nación chilena para cumplir su misión histórica
    1V. La U. N. estima que el paso hacia las nuevas formas orgánicas del país exige un cambio total de régimen, el que debe operarse no sólo por la modificación de la estructura institucional de la República, sino fundamentalmente por la transformación de la mentalidad individualista y clasista en socialista y nacional.
    V. La U. N. define el socialismo como una subordinación de lo individual a lo colectivo y proclama que el sacrificio y el trabajo en bien de la colectividad importan la exaltación máxima de la persona.
    V1. La U. N. propugna una recia política nacionalista, que restituya a Chile su fortaleza interna y su respetabilidad como nación y le dé en el plano continental un rol orientador y constructivo.
    V11. La U. N. exalta los valores de la chilenidad y sostiene que la fortaleza material y moral de Chile debe fundarse en la reintegración del espíritu nacional de sacrificio por la cosa pública forjado en el siglo pasado, y en la aplicación de ese espíritu a la solución de los problemas presentes.
    V111. La U. N. reconoce y respeta los valores espirituales permanentes de la civilización cristiana. Rechaza, por consiguiente, la concepción materialista de la vida, tanto en su forma liberal como marxista.
    1X. La U. N. afirma que la Familia es la institución base de la sociedad. Por consiguiente declara que es obligación primordial del Estado velar por la intangibilidad y el fortalecimiento moral y material de dicha institución.
    X. La U. N. proclama la intangibilidad de los atributos inherentes a la persona, y el respeto a la libertad de conciencia.
    Frente al concepto de libertad sustentado por el liberalismo y el marxismo, que significa la explotación irresponsable del débil por el poderoso, la U. N. concibe la libertad como una consecuencia de la responsabilidad. En consecuencia, mientas mayor sea ésta, mayor también ha de ser aquella.
    X1. La U. N. denuncia a la democracia parlamentaria y partidista como causante de la ruina de Chile. Propicia, por lo tanto, el reemplazo del actual falso régimen democrático, informe y anárquico, por una democracia orgánica y funcional, en que la autoridad del Estado