1937 Humberto Bórquez Solar
Índice del Artículo
1937 Humberto Bórquez Solar
Página 2
Responsabilidad de los españoles de América
De Humberto Bórquez Solar
Mundo Español 05/37 p. 15-18

Este artículo hace referencia a la labor en pro de la hispanidad o, del ibero americanismo –en cuanto algo que conglomera y aúna  a los peninsulares y americanos de habla hispana, entrañablemente hermanados también por la historia- a cuya cimentación, vitalidad  y pujanza pueden contribuir los españoles que han emigrado de su país y que han hecho de América el escenario de sus vidas.
Humberto Bórquez Solar, uno de los críticos literarios chilenos más destacados del siglo pasado, inicia el artículo de modo genérico, esto es, aludiendo a los pensamientos y sentimientos que alientan en las mentes y  corazones de cualesquiera hombres que abandonan su patria de origen, estableciéndose en otro país. Tiene en cuenta a los que arriban a tierras de habla extraña para ellos, y a los que llegan en cambio a lugares donde el intercambio se verifica a través del mismo idioma, caso de los españoles venidos a radicarse en América.
Todo lugar puede ser objeto de influencias foráneas. Así ha ocurrido en América hispana, punto de alcance de influjos procedentes de Alemania, Italia, Francia, Inglaterra, Estados Unidos, etc. Sin considerarlos negativos en sí, y hasta valorándolos positivamente, el articulista encomia el reforzamiento de los hombres de estas tierras con los de su misma lengua en los restantes países de América y España.
Muy en singular se dirige a los españoles de América -a los que no se han nacionalizado- encareciéndoles que venzan las fuerzas centrífugas que pueden aislarlos o crear desinteligencias entre ellos, y que aúnen energías a favor de todo aquello que consolide -en la cultura material y espiritual-  lo que es patrimonio del  conjunto y comunidad de valores.
Al finalizar la crónica, que llama y convoca a la generalidad de los españoles de América, hace mención de un caso especial: al caso de Chile, y en éste, al de Juan Bardina. Lo dice así:


    “… A menudo, un escritor español residente en Chile, Juan Bardina, a quien tengo como una inteligencia privilegiada, se ha dolido de la mala política internacionalista, o, más bien dicho, hispanoamericanista que ha seguido su patria. El, bien podría hacer suya esta idea que esbozamos. Tiene a su disposición un órgano de publicidad, “La Semana Internacional”, que se lee en todos los países de habla hispana y que ha logrado una situación de prestigio y de simpatía envidiables. Sus páginas atentas a solo la verdad registran juicios y opiniones, a las veces duros por su franqueza, pero exuberantes de buen criterio y de bien intencionada información
    Con la autoridad que ha alcanzado ese hebdomadario, bien podría, desde luego, formar ambiente. Publicaciones hay en el continente, como “El Diario Español”, de Buenos Aires, y otros que pueden secundar la iniciativa para difundirla ampliamente y hacerla substancia y realidad, y luego proceder a una acción mancomunada.
    Existen en muchas capitales americanas “culturales españolas” que frecuentemente disponen de fondos para hacer venir de España a sus metrópolis respectivas, a notables conferenciantes y a célebre artistas, para que ejerzan su influencia cultural en estas tierras o para que les traigan el eco ponderado del alma peninsular siempre vibrante de vitalidad y de sugestión. ¿Por qué, con esos fondos y con otros que pudieran reunirse, no se podrían elegir unos dos o tres representantes de cada país, para reunirlos en una asamblea internacional y luego disponer una pauta de acción constructiva, la cual, aprobada, hacerla llegar al Gobierno español por el intermedio de los personeros diplomáticos de cada nación?
    ¡Qué hermosa acción de civismo no sería ésta! Ello importaría una avanzada sin precedentes en la historia de la cultura hispano americana, y sus beneficios económicos podrían ser trascendentales.
    En verdad, la idea es muy posible de realizar. Y tanto más posible si se forma ambiente al amparo de una voz de orden: ¡Unión y disciplina!
    Esperamos que nuestra idea noblemente inspirada en el amor a España no caiga en tierra baldía. Ella constituye una responsabilidad de los españoles de América. Cada uno debe


 

Galería de Mapas

Mapas públicados


Febrero de 1943
6-2-1943_MP2-3.JPG
Mapa 2 y 3 del 06 de Febrero de 1943

Enero de 1943
23-1-1943_MP2.JPG
Mapa 2 del 23 del enero de 1943

Febrero de 1943
13-2-1943_MP4-5.JPG
Mapa 4 y 5 del 13 de Febrero de 1943

Febrero de 1943
20-2-1943_MP2.JPG
Mapa 2 del 20 de Febrero de 1943

Invitados en linea

Visitantes: 1662753