34 05

Pequeños comentarios a hechos de la actualidad española y racial. Un gigante: Raimundo Lulio   ME 05/34 p. 33-34
Pequeños comentarios a hechos de la actualidad española y racial. La República y los niños  ME 05/34 p. 34-35

            En este año de 1934 se celebra el Vll centenario del nacimiento de uno de los cerebros más extraordinarios que ha producido la humanidad: el mallorquina Raimundo Llull, el “doctor angélico” del siglo Xlll.
            Gigante del pensamiento, el escribe la primera novela de la Edad Media: el “Blanquerna”. Publica el primer libro de educación, propugnando por lo que ahora, en estos avanzados años de 1934, se tiene como una gran novedad: el método activo. Escribe notables libros de filosofía, uno de los cuales, el “Arbos Scientiae”, contiene ideas que hoy han triunfado en la filosofía moderna. Inventa varios ácidos. Predice la transmutación del plomo en oro, trabajando en su laboratorio largas noches, tenido por loco hasta hace tres años cuando se han logrado transformar en oro moléculas de plomo. Escribe en lengua vulgar, el primero en Europa, libros de ciencia. Redacta en catalán, en latín, en hebreo, en árabe. Es consultor de reyes, de papas, de concilios. Toca las cumbres más altas de la poesía en su “Llibre del Amic y del Amat”. Tenido por hereje durante siglos y en el nuevo elevado al honor de los altares por uno de los últimos Papas…
            Es este, además de gigante del pensamiento, el hijo mayor de las Mallorca pasadas y presentes.
            Grandes fiestas se están celebrando en Mallorca y Cataluña para celebrar este Centenario, durante el cual van a reeditarse en ediciones científicas las obras completas del genio mallorquino, algunas de ellas agotadas desde hace años.

Pequeños comentarios a hechos de la actualidad española y racial. La República y los niños  ME 05/34 p. 34-35

            Durante los tres años de República se han construido escuelas equivalentes a las construidas desde 1876, es decir, durante 45 años de Monarquía. Se han intensificado las escuelas de bosque y de salud, que no existían oficialmente, siendo iniciativa de algunas municipalidades.
            El Sanatorio de Pedrosa, en Santander, ha sido ampliado enormemente.
            El paraje donde está ubicado el sanatorio es delicioso y en él se dictan clases al aire libre a la vez que se proporciona a los niños todo género de distracciones, ejercicios y juegos, mientras afamados especialistas siguen de cerca el ,proceso de su salud. Al cabo de cierto tiempo, alejado el peligro que amenazaba su existencia esos niños son restituidos a sus hogares y otros van a ocupar su lugar en el sanatorio.
            La familia real tenía amor a esa institución y la República ha continuado por el mismo camino