Birmania 43 47 48
Índice del Artículo
Birmania 43 47 48
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Birmania independiente La SI 07/08/43 p. 8
Arabia y Birmania La SI 08/02/47 p. 4-5
Birmania se declara independiente La SI 12/07/47 p. 3-4
Un paso comunista más en Asia. Birmania un nuevo Soviet La SI 08/11/47 p. 3-4
Birmania, Nuevo soviet. Birmania independiente La SI 10/01/48 p. 1

Birmania independiente
La SI 07/08/43 p. 8


    Se ha firmado un Tratado entre el Japón y Birmania por el cual ésta pasa actuar en el mundo internacional como país independiente, una bandera más flotando libremente en el cielo de los pueblos soberanos (mapa 4).
    Contrasta ese espíritu de organización nacionalista que se está desarrollando en el Asia bajo la batuta nipona, con la avidez imperialista de los países aliados, cuya democracia se reduce a someter por la fuerza a los demás.
    Birmania, que había gozado de independencia desde el siglo X antes de Cristo, era invadida cien años atrás por fuerzas británicas, que realizaban tres guerras equivalentes a tres carnicerías abarrotadas de crueldades. El país, primitivo y desarmado, caía, al fin, en 1880 bajo la bota democrática de Gran Bretaña, la cual establecía una dictadura persecutoria de cuanto oliese a nacionalismo. Llegaba ésta al extremo grosero de prohibir la lengua nacional aún en los tribunales, sometidos los indígenas (19 millones de seres humanos) a jueces extranjeros que no entendían su idioma y a no poder expresarse en propia defensa. Una cadena de actos absurdos eran coronados por uno que ha de pertenecer a la casta de los deplorables. Movida Birmania, tres años atrás, en el sentido de recabar una cierta autonomía, Mr. Churchill llamaba a Londres al jefe de los nacionalistas para tratar diplomáticamente. Al llegar a Gran Bretaña, el jefe birmano era apresado por la espalda, y ésta es la hora que nadie sabe qué se ha hecho de él, en pleno funcionamiento la democracia aliada.
    Es de loar merecidamente ese espíritu del Japón de no esperar reconocer la independencia de esos pueblos asiáticos más que al concluir la guerra, manera de engañar a pueblos y a tontos.
    Ha coincidido esa independencia birmana con la negativa norteamericana de reconocer la independencia de Puerto Rico, raza que nada tiene que ver con la yanki, así como ese fantasma de independencia “estilo Egipto” que el 14 de Julio ha reconocido Estados Unidos a un país que era en verdad independiente –Islandia mapa 5- y que ahora queda bajo la dictadura norteamericana.

Arabia y Birmania
La SI 08/02/47 p. 4-5
 a) Vamos a contar una historia, que historia es, aunque no lo parezca. Hay cuentos que parecen historias y hay historias que parecen cuentos. Y ésta es una.
 Eran los días anteriores a la guerra última, cuando se olía en la atmósfera algo raro.  Internacionalmente, parecía que iba a acontecer algo, dividiéndose los entendidos en dos bandos: uno, que creía que iba a explotar pronto una guerra, y otro bando que opinaba que, si bien los políticos lo suficientemente tontos para hacerla, no la harían al fin, comprendiendo que iban a poner al pueblo, acabada la guerra contra la vieja politiquería.
 Gran Bretaña era una de las que hacía lo posible para hacer la guerra a su hora. Años después se ha demostrado que, un año antes de declarar Alemania la guerra a Polonia, ya Chamberlain, que era jefe del Gobierno en Londres, estaba preparando todo para hacerla, aunque simulaba lo contrario.  Han llegado a publicarse incluso actas del Consejo Supremo de Guerra inglés, con una pila de groseros detalles, para iniciarla pronto.
 Uno de los temores más graves que abrigaban los ingleses si explotaba la guerra (y ellos querían, efectivamente, que explotase) era respecto a lo que harían las colonias. Estas, si había guerra, era evidente que iban a emanciparse después de ella. Pero los políticos ingleses creían que algunas colonias, cuando menos, se alzarían ya al comenzar la guerra.
 Una de ellas era Birmania.
 Este país, formaba antes parte de la India inglesa. Cuando los británicos vieron –unos veinte años atrás- que la India hacía de las suyas y que llevaba trazas de sublevarse, forzaron la separación de Birmania, creyendo al menos salvar ese pedazo del Asia. Y dieron alas a los independientes, en el sentido de que hubiese un movimiento popular (pseudopopular), que exigiese la separación de Birmania de la India. Y así se hizo. Un movimiento de opinión, en