Colombia 45 46 48
Índice del Artículo
Colombia 45 46 48
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Una broma gubernamental colombiana. En Colombia pasan cosas raras La SI 06/01/45 p. 6
Un Presidente que se va y otro que viene. Dos Presidentes (letra "d" verla en Perú 45) La SI 11/08/45 p. 3-4
Elecciones en Colombia. Colombia tiene nuevo Presidente 18/05/46 p. 3-4
Marina propia en la Gran Colombia. América previsora.  La SI 06/07/46 p. 1-3
Guardia Civil y Scotland Yard. Scotland Yard y Colombia La SI 19/06/48 p. 3
La segunda época de la Gran Colombia. ¡Fuera Aduanas! La SI 17/07/48 p. 3

Una broma gubernamental colombiana. En Colombia pasan cosas raras
La SI 06/01/45 p. 6


    Ese Presidente de Colombia, Dr. Alfonso López, ofrece facetas extraordinarias. Hay que estar siempre atento a lo que él hace. Hombre perteneciente a la minoría bien puesta del país, él ha levantado a la mayoría del pueblo a un plano de protesta continuada. El ha elevado la educación nacional hacia nuevos rumbos, si no totalmente aceptables, buenos en el sentido de tener que salir la instrucción de los abismos en que estaba. El, un día, planta cara al imperialismo yanki, y hace cosas sonadas en las zonas plataneras del país, puestas bajo la batuta norteamericana. El, otro día, entrega bases a Estados Unidos, saltando del uno al otro polo, sin razones que mediasen al parecer. Y así toda la vida política de López –ahora en su segunda Presidencia- para que se nos escape el menor movimiento de ese hombre en buena parte incomprensible
    Y ahora, tomando al azar un diario colombiano, se nos presenta una de las facetas raras de ese hombre. Veamos
    “Bogotá.- Millares de empleados recorrieron hoy las calles en una manifestación para solicitar de las Cámaras Legislativas el reajuste de los sueldos fiscales, la efectividad de la carrera administrativa, la adopción de medidas eficaces contra la carestía de la vida, el alza de los sueldos y la satisfactoria solución del pliego de peticiones presentado por la Federación Sindical de Empleados de Telecomunicaciones”.
    Pero ¿en esas estamos? Sí. En esas estamos. En Colombia no hay reajuste de sueldos ante una subida estelar de los precios de la vida; no hay seguridad en la carrera administrativa; no hay limitación de precios; no hay una letanía de aspectos que deberían ser ya cosa hecha y legislada.
    Pero ¿estaba durmiendo el Dr. López, que pasa por delantero popular? No. Precisamente está muy despierto. Porque ¿cómo lo haría la política para redondear votos si hubiese una digna estabilidad del empleado público? Y ¿cómo contaría el partido con los grandes mammuts liberales, que cuentan los millones por semanas, si se les limitasen las utilidades? Y así de lo demás.
    Pero el Dr. López es audaz. Y, a veces sabe encararse ante los suyos mismos. Es así como llama ahora, ante las protestas de los empleados, a conferencia secreta a su ministro de Hacienda, Dr. Restrepo, y planea quien sabe qué cosas para salvar al país. Se suceden varias Conferencias. Y ya está. Todo está resuelto. : “Bogotá.- En las conferencias entre el Presidente y el ministro de hacienda se ha resuelto presentar un proyecto de ley expropiando los bienes alemanes y restringiendo los negocios de los ciudadanos enemigos de EE. UU”.
    Y, desde este momento, todo queda solucionado: los empleados no estarán a merced de los políticos, los comestibles se venderán a precios justos, los acaparadores liberales se limitarán a utilidades morales, los niños y viudas podrán comer hasta la hartura.
    Porque no en vano hemos dicho que el Presidente López tenía unas salidas extraordinarias, propasando esplendorosamente todas las imaginaciones. ¿Hambrea el pueblo? Persiga usted a un alemán, dejando libres a los especuladores y todo arreglado.
    “Cosas veredes el Cid,
    Que ferán fablar las piedras…”

Un Presidente que se va y otro que viene. Dos Presidentes (letra "d" verla en Perú 45)
La SI 11/08/45 p. 3-4
 a) Un presidente de país americano se nos ha ido recién, en Colombia. El Dr. Alfonso López se fue voluntariamente de la Presidencia, antes de hora, substituyéndolo Lleras Camargo, con un mal síntoma: acaba de ser embajador de su país en Washington.
 (Se necesita escasa previsión en los países americanos al no injertar en sus Constituciones el que “no podrá ser Presidente de la República, ni canciller, el que haya sido Embajador en algún país de más de 10 millones de habitantes, o que tenga escuadra de guerra  o aviación mayor de tantos y cuantos buques o aviones. En las Constituciones se suele poner de