36 12
Índice del Artículo
36 12
Página 2

Pequeños comentarios a acontecimientos españoles. Cervantes en la escuela argentina. Un invento español… en Londres  ME 12/36 p. 22-23 y p 18 respectivamente

            El ministerio de Instrucción argentino, de acuerdo con la Academia argentina, ha fijado el 13 de Abril para que los profesores de Castellano y de Literatura, en todos los establecimientos de enseñanza secundaria, dediquen exclusivamente sus clases a recordar al manco inmortal que engendrara el “Don Quijote”.
            Un aspecto práctico de la fiesta: el Decreto establece que conforme con lo solicitado por la Academia, en ocasión de dicho homenaje, los profesores de literatura y gramática pedirán a sus alumnos que presenten una lista de diez o quince locuciones viciosas, de las más usadas y reprobables que conozcan, especialmente aquellas que deforman la sintaxis o la índole del castellano.
            Se recomendará al alumno que manifieste de qué publicación ha extraído los ejemplos, y el profesor comentará los más reprobables por su gravedad y difusión. Entre los vicios de lenguaje que se estudien, el profesor incluirá los prosódicos, de carácter general.
            Es interesante, además, esto: que, de una vez ya, para celebrar algo notable o patriótico no se decrete vacación o fiesta, antes al contrario: una mayor dedicación a aquel hecho o personaje que se quiere poner de relieve.

Pequeños comentarios a acontecimientos españoles. Un invento español… en Londres  ME 12/36 p. 22-23

            Cerremos esta sección con un pequeño e interesante artículo, que copiamos del “Diario Español”, de Buenos Aires:
            Tan pronto como la prensa inglesa dio la noticia en Londres del inventor ingeniero español don Vicente Maestre y Amat, describiendo algunas de sus famosos creaciones fuimos a buscarle para que nos mostrara algunos de sus inventos. Lo encontramos en su laboratorio de “Swiss Cattage”, envuelto entre el humo y los gases de sus mecanismos singulares, acompañado de tres técnicos franceses que él había transferido del laboratorio que pose en París.
            Don V. Maestre y Amat es un hombre sencillo, y aunque campechano, mide todas sus palabras antes de enunciarlas. Siguiendo sus explicaciones y sus prácticas, pudimos ser testigos de la transformación de polvo de carbón, en seis gases diferentes, siendo el último derivado un aceite solidificado que cuando encendido, sólo el agua puede apagar. Estas barras de aceite sólido, cuyo uso principal es para la combustión en vapores y máquinas, pueden adoptar la forma diminuta de pastillitas que, llevadas en el bolso, pueden utilizarse para cocinar a campo raso y parta los mil usos domésticos.
           
            El rayo
            Pero éste es sólo uno de los varios inventos que este distinguido ingeniero español  tiene, y en el que algunas importantes firmas y entidades financieras inglesas con carácter particular, se han interesado, ofreciendo a nuestro compatriota toda clase de apoyo.
            La creación más trascendental, y en la que según rumores, algunos gobiernos están muy interesados, es la de un “rayo” mediante el cual, flotas de aviones o de naves marinas, pueden en un momento dado ser detenidas en su carrera a distancia suficiente para evitar los e3fectos de sus bombardeos a gas o a metralla.

             Trepidación