Estados Unidos 45 10 12 b
Índice del Artículo
Estados Unidos 45 10 12 b
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13

Los pueblos de Europa, la democracia y  Mr. Truman. ¿Qué hace el Presidente Truman? La SI 27/10/45 p. 6-7
Una buena broma de Mr. Truman La SI 03/11/45 p. 4-5
Viraje de los comunistas norteamericanos La SI 10/11/45 p. 4-5
El archiatrasado Mr. Truman. Truman y el ejército La SI 10/11/45 p. 7
Tres hechos en Yanquilandia. Tres notas de actualidad norteamericana La SI 24/11/45 p. 6
Alrededor de la desocupación próxima La SI 08/12/45 p. 2- 4
El hombre de la mordaza La SI 15/12/45 p. 7

Los pueblos de Europa, la democracia y  Mr. Truman. ¿Qué hace el Presidente Truman?
La SI 27/10/45 p. 6-7

 a) Los problemas judíos en Europa son actualmente tan terribles, que podemos afirmar que toda la Europa central y oriental está alzada contra esa raza. ¿Persecuciones del Reich? ¿Hitler resucitado? ¿Cosa del Eje? No, señor, no existen el Reich, ni Hitler, ni el Eje. Son matanzas bajo la dominación aliada; son los pueblos aliados de Europa que se están lanzando contra los hebreos, con una saña que puede sin miedo parangonarse con las persecuciones del tiempo de los germanos, que, por lo menos, eran sabidas y en conformidad a aquellas leyes.
 Ahora los judíos son perseguidos a matar, a morir, a ser eliminados, precisamente por los gobiernos aliados y sus hijos, los gobiernos semicomunistas de esos países, sin que los aliados ocupantes digan esa boca es mía y ni siquiera permitir la publicación de esas noticias tan curiosas. Sí, señor; los aliados matan a sangre y a fuego a los judíos, ahora mismo, bajo las bayonetas aliadas.
 ¿Será ello verdad? Como que lo es perfectamente. Ya han respirado por todos lados esas matanzas aliadas de judíos, y aún los jefes del Sionismo, avergonzados, han comenzado a protestar aunque débilmente: perseguir a sus hermanos los fascistas es cosa terriblemente cruel; matar a sus hermanos los aliados, es cosa ya menos bárbara y casi pasable…
 Semanas atrás nos alarmábamos ante una noticia, que ha sido repetida nuevamente en los cables telegráficos, sobre la petición –la casi exigencia- de Mr. Truman de que sean aceptados inmediatamente cien mil judíos más en Palestina. Y comentábamos: ¿qué judíos perseguidos, si no existe el Eje?
 La cosa ahora está clara. Los progroms matan y matan judíos actualmente. Los pueblos aliados rayan a los judíos de toda ciudad y campo. Y los gobiernos aliados que trinaron contra Hitler porque expulsaba forzosamente del país a los hebreos apoyan ahora lo mismo realizado por ellos, aliados; y todo les parece natural y lógico…
 Pero ¿no está por ahí  Mr.Truman?  ¿Cómo no se hace entrar en vereda a esos pueblos, por la fuerza bruta de armas, protegiendo a los judíos y haciendo cesar esa persecución? ¿Por qué no actúa firme el Presidente norteamericano?
 ¡No actúa! Deja que maten y maten judíos. No hace presión alguna sobre los países que los expulsan. Y se dirigen Truman y Byrnes piadosamente a Inglaterra para que abra las puertas de Palestina a los judíos que restan de esas matanzas, dejando a aquellos países que expulsen tranquilamente a sus judíos.
 ¿Por qué no, al fin de cuentas, si tampoco EE. UU, Australia y otros países aliados, completamente despoblados, los quieren en su casa? ¿Por qué la Palestina, que tiene 20 habitantes por Km. cuadrado, y no Australia, que solo tiene medio habitante por kilómetro, o Estados Unidos, que tiene menos de 5 habitantes por Km. c.?
 Demos una fresca noticia, que, en parte, nos comunica nada menos que la agencia aliada A. P. En Polonia la persecución es tal, que el gobierno comunista se ha cruzado de brazos y deja matar impunemente. Han perecido miles de hebreos. Unos 18.000 han conseguido huir al Austria, pasando la frontera. Y son recibidos en esa Austria socialista a balazos. Se reúnen en la mayor plaza de Viena 80.000 personas, de filiación izquierdista y aliada, pidiendo a gritos que sean expulsados los judíos  y no se tolere la entrada de los judíos polacos perseguidos por los comunistas del Vístula. Y Renner, el jefe del Gobierno austriaco, socialista extremista,  recibe a los delegados de los pueblos y promete no admitir a judío alguno, y menos dejar que se entrometan nuevamente en los negocios austriacos.
 Acaban de entrar en Polonia 10.000 soldados rusos para reforzar las tropas en el país; pero solo lo han hecho  cuando los judíos polacos han sido muertos o exiliados. Política que algunos llamarán sabia; pero los judíos mismos preferirían  seguramente las leyes antisemitas alemanas, antes que ser víctimas de los democráticos cuchillos aliados.

 b) Después de la Conferencia de Londres, fracasada, Rusia ha aumentado sus medidas draconianas en los Balcanes, y especialmente en Hungría y Austria.
 Un telegrama de la Reuter, aliada, nos entera que el 20 de este mes el jefe del ejército ruso en Austria y el de Hungría, en nombre de los mariscales rusos, enviaba un Memorando a