Democracia Autopsia 41 03
Índice del Artículo
Democracia Autopsia 41 03
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17

Autopsia de una palabra sonora. Democracia (7) La SI 01/03/41 p. 12
Autopsia de una palabra sonora. Democracia (8) La SI 08/03/41 p. 12
Autopsia de una palabra sonora. Democracia (9) La SI 15/03/41 p. 12
Autopsia de una palabra sonora. Democracia (10) La SI 22/03/41 p. 19
Autopsia de una palabra sonora. Democracia (11) La SI 29/03/41 p. 12

Autopsia de una palabra sonora. Democracia (7)
La SI 01/03/41 p. 12

32. Democracia opresora
 The Times (1 Oct. 1937). Sostiene que Gran Bretaña, como nación, desciende de las 10 tribus de Israel, las cuales, después de una desorientada emigración por el continente, se establecían en la isla británica. De ahí deducía el gran diario que corresponde a Gran Bretaña una misión divina, consistente en que debe dominar la tierra, obligados los demás pueblos a aceptar esa dominación británica. Por tanto, la base del Imperio británico es teológica y divina, siendo ese pueblo el predestinado por Dios para someter al mundo entero.
 El “Times” es el periódico más serio y leído de Gran Bretaña, tirando algo más de dos millones de ejemplares.
 Lo más interesante es que, de esa raíz teológica de pueblo escogido (falsedad histórica y herejía teológica) deducen como corolario que es moral y justo, no solo oprimir a los pueblos, sino aun prestarles oro con intereses usurarios. Arrancan del versículo del Deuteronomio (XXll): “Non foenerabis fratri tuo sed alieno”. De lo cual se deduce (según los comentaristas del Viejo Testamento del lado talmúdico), no ya la permisión, sino “el precepto de la usura”. El “Piské Tosephoth”, de la colección “Avoda Zora”, ha escrito: “Está absolutamente prohibido  prestar al no judío sin usura”. El famoso filósofo Maimónides decía sin ambages: “No prestarás a usura sobre tu hermano. Está del todo prohibido en cuanto a tu hermano, Pero no está prohibido para el resto de los hombres. Podemos añadir que las palabras de la Escritura “alieno foenerabis” constituyen un precepto afirmativo: hay que usurear por deber”. En el “Resumen de Preceptos”, se lee: “Es de precepto que se preste dinero a usura al extranjero cuando él se ve forzado a pedir prestado”. Y un comentador de León de Modena, teorizante hebreo que prima entre los judíos británicos, ha escrito así: “La usura es la profesión más lucrativa, y además hay que empobrecer a los cristianos”. Se lee en el Thalmud (Bava-Batra, 123-1): “¿Esta permitido a un hombre de bien engañar? Sin duda”. Y un poco antes había dicho que, si podía hacer pasar hierro por oro, hacía bien.
 No pierda el lector de vista esas afirmaciones. La minoría británica que domina a su país, no es sólo que “de facto” está dominando al mundo. Ello sería ya muy importante. Es que se cree “con derecho divino” de dominar al mundo, reduciendo a los demás a la sujeción, y, económicamente, a la dependencia material y económica. La usura es elevada a precepto divino. Y ello, en particular explica unas de las más deplorables cualidades del pueblo de Israel, en cuanto ello se relaciona con lo internacional, surgiendo como corolario inevitable los préstamos usurarios impuestos a otras naciones para dominarlas por parte de los países que, según el “Times” vienen predestinados como hijos de Israel.
 El quiere relacionar este tema con el “Banco de Exportaciones de Estados Unidos” comprenderá algo. Algo que parece absurdo o mera necesidad económica, y es mucho más: precepto divino y derecho inalienable de una raza a sujetar a las demás razas.
 De ahí la lógica consecuencia que saca Mr. Roosevelt del dominio económico de un pueblo sobre otro: “Dominación económica es dominación política y nacional”. Con la sola diferencia que él aplica esto a Alemania y a otras razas como “hecho posible”, mientras que lo está realizando él mismo (Estados Unidos) como “hecho presente”.
 Y todo esto tiene honda relación, se comprende, con la Democracia. Los pueblos que se creen así divinamente destinados a dominar al mundo, no pueden hablar de democracia más que en son de engañabobos.

33. La democrática Polonia
 Tenemos a la vista una linda fotografía, publicada por un gran diario de Londres y enviada desde la capital británica a un centenar de diarios y revistas mundiales por si la publican. En América, que hayamos visto, la han publicado no menos de treinta periódicos, que caen mansamente bajo el plan de caza-bobos que suelen trazar los países que combaten en alguna guerra para impresionar a los neutrales. En esta fotografía