Democracia Autopsia 41 07
Índice del Artículo
Democracia Autopsia 41 07
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11

Autopsia de una palabra sonora. Democracia (24) La SI 05/07/41 p. 16
Autopsia de una palabra sonora. Democracia (25) La SI 12/07/41 p. 12
Autopsia de una palabra sonora. Democracia (26) La SI 19/07/41 p. 12
Autopsia de una palabra sonora. Democracia (27) La SI 26/07/41 p. 16

 

Autopsia de una palabra sonora. Democracia (24)
La SI 05/07/41 p. 16

194. Libertad de pensamiento en EE.UU
 “Nueva York, 14- Los pasajeros que llegan de Europa a Nueva York, se quejan acerbamente de los tratos que les son infligidos por los funcionarios de la censura británica en las Bermudas. Hasta el ex Embajador norteamericano Cudahy, (por oponerse a Roosevelt) fue sometido a un largo y minucioso interrogatorio a causa de algunos apuntes y notas halladas entre las cosas que formaban parte de su equipaje. El ministro de Relaciones Exteriores de la República Argentina Dr. Ruiz Guiñazú, que representaba a su país, no fue autorizado por las autoridades  a visitar la isla Bermuda, y esta denegación le fue hecha con palabras muy bruscas de parte de los funcionarios. Lo contrario ocurrió con la señora Lupescu “amiga” del ex rey dictador Carol que recibió grandes atenciones de las autoridades británicas y se le permitió todo cuanto deseó”. 

195. Libertad de palabra  en Gran Bretaña
 “Convocada por la  “Unión Nacional de Periodistas”, tuvo lugar últimamente en Londres una Conferencia con el fin de estudiar y discutir los problemas de prensa en el Imperio británico. Durante esta reunión, en la que participaron personalidades  de las más visibles del periodismo inglés y de los Dominios, claramente se hizo visible el profundo disgusto y descontento que reina en los círculos periodísticos británicos por las medidas gubernativas  contra la libertad profesional de los periodistas.  
 En una moción, aprobada por unanimidad, se pidió al Gobierno: “considerar un peligro muy grave la prohibición y alteración de las noticias referentes a la situación militar y a los problemas interiores”.
 Los representantes de la India deploraron y condenaron vivamente el sistema de odiosa censura puesto en vigor en su país, donde se prohíbe a los diarios publicar hasta las noticias que se han publicado en todas la prensa metropolitana. Los mismos representantes declararon que en los otros Dominios la situación de la prensa es igual, sino peor”.
 En una palabra: La Dictadura más absoluta sobre el pensamiento del periodista. La Conferencia afirma, en cambio, que la censura oficial obliga a publicar noticias falsas sobre la situación militar y sobre los problemas interiores.  
 Esto lo afirman los periodistas británicos, víctimas de esa tiranía del país campeón “democrático”.

196. Por el sufragio popular
 El ex premier del Irak, emir Raschid Alí el Gailani, ha propuesto que se haga un plebiscito popular en el Irak, tomando parte en él todos los ciudadanos, para conocer si el país quiere la independencia o sufrir la tiranía británica. Los británicos que controlan el país por la fuerza no han aceptado.
 El jefe del partido Wafd egipcio ha contestado al rey que ellos tomarán parte en un Gobierno de unión nacional en que se convoquen elecciones para conocer la voluntad del país. La autoridad británica que por fuerza se ha impuesto en Egipto no ha aceptado.
 Mahatma Gandhi, solicitado por el Virrey británico para que colabore con Gran Bretaña durante la guerra, ha puesto como condición  que sean consultados los electores hindúes mediante elecciones. El Gobierno británico no ha aceptado.

197. Los felices británicos
 El ministro del Interior del Gobierno británico ha declarado el 11 de este mes que, además de los centenares de personas que están secuestradas en campos de concentración por opinar contra el Gobierno, privados de toda libertad de manifestar sus opiniones, el Gobierno iba a tomar nuevas medidas para que no se extienda el espíritu antigobiernista. Entre las organizaciones británicas que van a ser disueltas están la “East London Blackshirt Leed.”, la “British Union District Information Limited” y 14 empresas de publicidad, todas británicas, que serán perseguidas.