Democracia Autopsia 41 09
Índice del Artículo
Democracia Autopsia 41 09
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10

 Autopsia de una palabra sonora. Democracia (33) La SI 06/09/41 p. 16
Autopsia de una palabra sonora. Democracia (34) La SI 13/09/41 p. 12
Autopsia de una palabra sonora. Democracia (35) La SI 20/09/41 p. 16
Autopsia de una palabra sonora. Democracia (36) La SI 27/09/41 p. 12

Autopsia de una palabra sonora. Democracia (33)
La SI 06/09/41 p. 16

278. Los inocentes en Siria
 El ex Premier siriaco, Mardan Bey, ha preguntado en estos días a los periodistas británicos en Angora por qué razón los ingleses, si prometieron reconocer la independencia de la Siria si ellos dominaban a los franceses, en vez de conceder esta independencia, han instalado una política tiránica, tanto contra la libertad de los ciudadanos como a favor de la britanización de las escuelas y actividades nacionales siriacas. 
 El general francés con sueldo británico Catroux, declaraba (23 Agosto) que expulsará de Siria y el Líbano a todos los franceses que no reconozcan a De Gaulle y al Gobierno británico. Inmediatamente ha hecho un gran elogio de la democracia.
 Al embarcar los soldados de Francia que no quisieron reconocer la traición, los escasos soldados degaullistas (un 5 ½ %) se echaron sobre los que iban a embarcarse en el buque “Mariette Pasha” para quitarles las maletas y demás objetos personales. Se armaba una refriega, que decidían los policías británicos a culatazos y tiros. 

279. Un presidente democrático
 Cuando Roosevelt ocupaba Islandia, fuera del continente americano, sin consultar una sola palabra al Parlamento, un diario suizo escribía lo siguiente, que abreviamos: “Mr. Roosevelt ha dado orden de disparar en Islandia contra cualquier buque que se acerque a los buques norteamericanos. Lo cual es, no solo contra todo derecho de gentes, sino también contra toda democracia. La orden equivale a declaración de guerra. Y hasta en los países más dictatoriales la guerra es función del Congreso y no de un Presidente. Acto de totalitarismo al último extremo”.
 En cumplimiento de una disposición constitucional por la cual el Ministro correspondiente debe ser destituido y encauzado en caso de infracciones constitucionales, el Comité “America First” pedía la exoneración y procedimiento del Ministro de Marina, Mr. Knox, sin que el Procurador General contestase siquiera.

280. Un telegrama de la U. P.
 “El Presidente Roosevelt tiene un poder personal tan amplio, que puede ahora hacerse efectiva la movilización total de la industria y hombres del país. El Presidente está decidido a obrar primero y después consultar y discutir”.
 El Presidente pedía al Congreso poderes extraordinarios, entre otros el poder enviar tropas al extranjero. El parlamento negaba esta autorización por unanimidad. Roosevelt enviaba tropas a Islandia, país extranjero.

281. Lo que dice un senador norteamericano
 Sesión del Senado, en Washington:
 “Las cuatro libertades que predica Mr. Roosevelt, como básicas de todo país civilizado, no las veo en la India, ni en Egipto, ni en la misma Gran bretaña. Los ingleses podrán convencer a Wendell Wilkie, a Knox, a Morgenthau. Pero no nos convencerán a los que formamos el Congreso. El pueblo norteamericano no acepta la política que nos dicte Mr. Churchill, que es un extranjero, y que ha realizado bien poco por su propio país. El hecho de que Mr. Roosevelt haga actos de guerra sin consultar al pueblo ni al Congreso, prueba el divorcio existente entre el Gobierno y el pueblo. Y no es esto, precisamente, régimen democrático

282. La democracia de Mr. Churchill
 Copiamos un cablegrama de Dublín (17 Julio 1941):
 “En una reunión de nacionalistas del Norte de Irlanda se acordó mandar una protesta al Primer Ministro británico, Winston Churchill, y al Ministro  del Interior inglés.  La reunión en cuestión  tuvo lugar el martes en Belfast. En ella tomaron parte todos los miembros nacionalistas del Senado y de la Cámara de Diputados del Norte de Irlanda, así como dos representantes de los nacionalistas del Norte de Irlanda en el Parlamento de Londres.