Bibliografía La SI 34 01 a 03
Índice del Artículo
Bibliografía La SI 34 01 a 03
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Bibliografía  La SI 01/01/34

202
Dirección General de Estadísticas: Curso agropecuario 1929-1930. Santiago
    Quienes quieran convencerse del real estado de la agricultura chilena, reparen los centenares de miles de cifras de este libro, que entrañan una rara elocuencia, proyectando sobre los deberes de la política económica torrentes de luz.
    Ese estado fundamental del campo chileno tiene dos características matrices: una, que la agricultura es la industria madre de Chile; otra, que se impone una urgente Reforma Agraria, que, metiendo en explotación una mayor extensión del suelo colonial, salga al encuentro de un futuro social rural que se presentaría con tintes de tragedia.       
    Basta poner vis a vis dos cantidades: 568 personas acaparan más de la mitad del suelo agrícola nacional: 16 millones 924 mil 683 hectáreas, es decir, 30.000 hectáreas  por latifundio. Un absurdo económico y otro absurdo social.
    “En Chile no hay estadísticas serias”. Ese era el grito de muchos, años atrás, para no meter mano en muchas medidas necesarias. La estadística chilena está, hoy día, a la altura de cualquier otra. Hay que saber aprovechar las lecciones que emanan de sus cifras.

                        203
Universidad de Chuquisaca: Revista. Sucre.
    Entre los varios trabajos de este fascículo, nos interesa especialmente el de Vicente Donoso Torres sobre la Facultad de Ciencias Pedagógicas, elevando la formación magisterial a las alturas universitarias. Fue ésta una de las aspiraciones de la revolución militar-estudiantil última, y el actual Director de la Normal boliviana dedicó a  ella sus sólidos conocimientos y su ferviente entusiasmo.    
    La tesis de Donoso Torres es de primera necesidad. Los políticos comprenderán décadas en comprenderla. Y de ahí la doble tragedia de una dirección legislativa atrasada en medio siglo y de pueblos que sufren las consecuencias de un magisterio culturalmente deficiente y socialmente menos preciado.
    En nuestros tiempos, en que la familia desgraciadamente, no sabe ni puede, ni quiere educar, y en que la misma instrucción religiosa es pura instrucción y no formación, como era en tiempos pasados, el rol del maestro es tan  trascendental, que no es menos que el pivote sobre el cual la integralidad de la vida de mañana dará vueltas.
    Donoso Torres quiere, pues, formarlo capacitado para ese “cultivo de hombre”, que es la más delicada de las misiones. A organizar esa formación magisterial se dirige ese plan tendiente a convertir la formación Normal –que estupenda y bien hallada palabra- en Facultad Universitaria.

                        204
Jorge Valdés von Marees: La concepción nacista del Estado. Santiago.
    Conferencias del jefe del Nacismo chileno, cuya esencia es un ataque a fondo al Estado liberal. Podríamos decir que la substancia de la conferencia está sintetizada en estas líneas de su pág. 15: “El Estado nacista se gobierna por una aristocracia. Pero una aristocracia de germinación democrática”.
    “La aristocracia nacista será, pues, de extracción genuinamente democrática. Los más capaces, los más honrados, en una palabra, los mejores, por modesto que sea su origen, surgirán del anonimato y pasarán a ocupar el lugar que por sus méritos les corresponda. Las jerarquías sociales no se producirán, como hasta ahorra, por consideraciones de nacimiento o de dinero, sino que en atención, exclusivamente, a los méritos de cada cual”.

                        205
Cámara Española de Comercio en la Republica Argentina: Información Hispano-Argentina. Buenos Aires.