Edu anexo post 2002 1935 01 a 06
Índice del Artículo
Edu anexo post 2002 1935 01 a 06
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Socialización alemana de médicos y abogados ¿Socialización Profesional? La SI 05/01/35 p. 2-3
Misión de confraternidad universitaria latino-americana La SI 12/01/35 p. 10
Documentación Bases de una moderna Enseñanza Técnica La SI 06/04/35 p. 11
Documentación Bases de una moderna Enseñanza Técnica La SI 13/04/35 p. 14
La República española y sus nuevos ideales pedagógicos De Luís Beltrán González  (Cónsul de España) La SI 13/04/35 p. 12-13
La Educación Rural en México y el Problema Indígena  Conferencia del Dr. William Gates en la Universidad de John Hopkins de los Estados Unidos La SI 11/05/35 p. 5-6
Bibliografía. 794. Ministerio da Educacao e Saude Publica: Revista Nacional  de Educacao. Río de Janeiro. La SI 25/05/35 p. 10
Bibliografía 799. Revista: Nervio. Curicó La SI 25/05/35 p. 10
Documentación. Convenio para el fomento del intercambio de profesores y estudiantes La SI 22/06/35 p. 9


 

Socialización alemana de médicos y abogados ¿Socialización Profesional?
La SI 05/01/35 p. 2-3


Corren malos vientos, en varios países, en las zonas de las profesiones universitarias. Los últimos diez años se han distinguido por una superabundancia tal de profesionales, que la crisis de desocupación más espantosa se ha desencadenado entre las famélicas filas de los infelices proletarios de las letras.
El caso era más grave de lo que suponen los enemigos del universitarismo.
Es muy común la condenación de esa plétora universitaria con el grito de ¡escuelas manuales! ¡educación industrial! ¡creación de productores! Es la embestida del rico rústico, que necesita hombres a cualquier precio, para usarlos a su servicio.
Pero ¿no existe una desocupación mayor, todavía, en esos oficios manuales? Cierto que el maestro hambrea y el médico se queda sin clientes.   Pero ¿es por falta de clientes y de analfabetos, o por falta de medios con qué pagar a esos profesionales?
La desocupación profesional universitaria es, en parte, desocupación por falta de organización social y de incuria gubernativa; en parte, indudablemente, desocupación  por exceso de profesionales.  En cambio, no hay oficio manual alguno en el cual la plétora no esté a la vista. En minería sobran el 45% de los actuales mineros. En industria no se necesitan el 40%. En comercio –estudio de la Universidad de Yale- sobran el 72%...
Huelga, pues, el grito aquel sobre la manualización de la educación, en cuanto toma sentido anti-universitario.
Sin embargo, el mal está patente: sea por plétora y sobra, sea por falta de interés social o de dinero, los gremios profesionales están gravemente afectados. El trabajo escasea en todas las profesiones universitarias. Una enorme ola de desocupación las está azotando.
¿De ahí los abusos? Quien sabe. Pero, sea cuál sea su origen, los abusos de los gremios universitarios están ya reclamando la atención de sociólogos y gobernantes.  Se habló mucho, años atrás, de poner rienda corta a ingenieros y arquitectos, cuyas inmoralidades traía la prensa a grandes títulos. Toca ahora a médicos y abogados, que son discutidos en varios países, amenazados de intervención.
En Rumania, una huelga de abogados, cuyo pretexto fue el aumento de  de ciertos derechos fiscales, ha puesto sobre el tapete todo un tejido de abusos, ya casi rutinarios, de aquella abogacía. Seis mil abogados actuantes en una población de doce millones, es decir, un abogado por cada 2.000 habitantes, es demasiada afluencia profesional, siempre motivadora de inmoralidades para poder vivir.
Pero, donde los gremios universitarios médico y jurídico están más directamente amenazados es en Alemania.
En una reciente crónica notamos la decisión del gobierno alemán de suprimir los aranceles usuales en los estudios abogaciales, a causa de los abusos y del tinterillismo. No se sabe qué va a resolver aquel gobierno para sustituir el actual sistema; pero ha sido ya anunciado que puede darse como abolida la costumbre de que cada abogado pueda señalar sus honorarios y defender cualquiera causa por motivos de honorarios. 
Inmediatamente ha tocado el turno a los doctores de medicina.
“El jefe de la oficina de higiene popular del Frente del Trabajo alemán, doctor Grosskopf, ha hecho notables declaraciones sobre la carrera médica en la Alemania de hoy día, diciendo que el obrero, al consultar un médico, tiene que estar seguro de encontrar la absoluta comprensión de todas sus penurias de vida. Los futuros médicos tendrán que alistarse durante medio año  en el servicio del trabajo voluntario, y los que resulten incapaces de servir a los intereses de la solidaridad nacional tampoco podrán ejercer la profesión médica, tan llena de responsabilidades. Además, los futuros médicos tendrán que desempeñar durante medio año las funciones de un simple enfermero, para demostrar si tienen las cualidades morales indispensables para su futura carrera difícil”.
    He ahí una situación difícil. En Alemania ha explotado, por la natural tendencia de un gobierno popular a defender los intereses del pueblo. Aún, sin haber explotado, el problema es el mismo en todos los países, sin exceptuar los americanos.