Valparaíso y Viña del Mar 35
Índice del Artículo
Valparaíso y Viña del Mar 35
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Documentación.- Programa Municipal. Valparaíso La SI 06/04/35 p. 11
La provincia de Aconcagua, bello centro de turismo La SI 22/06/35 p. 4-5
Valparaíso, ciudad de invierno La SI 14/09/35 p. 11-12
Documentación  Notable documento del Alcalde de Valparaíso sobre Casas Obreras La SI 07/12/35 p. 11
Documentación.- Programa Municipal. Valparaíso La SI 06/04/35 p. 11

El prof. Carlos Yáñez Bravo va a la lucha con el siguiente:
    Adquisición de la Cia. de Desagües, de acuerdo a lo estipulado en el contrato de 6 de Julio de 1905, propendiendo el abaratamiento de dicho servicio, y que éste se cobre solamente por la parte edificada de la propiedad.
    Distribución controlada del desayuno escolar, al que rigurosamente deberá destinarse el ½% de las entradas totales de la Municipalidad, de acuerdo con la ley.
    Fundación de Bibliotecas populares en los distintos barrios de la población. Impulso a toda obra cultural, ya sean asociaciones, ateneos, cuadros artísticos, etc.
    Fundación de Dispensarios para la atención gratuita de los pobres.
    Mejoramiento de calles, paseos, plazas, alumbrado, vías de acceso para peatones, de la parte alta de la ciudad. Atención preferente de toda sugerencia emanada con este objeto, de las juntas vecinales reconocidas por la autoridad.
    Cada barrio debe poseer baños públicos, fríos y temperados.
    Mejoramiento y control estricto del servicio de movilización general: tranvías, góndolas, autos, ascensores, etc.
    Mejoramiento de la habitación popular, prestando ayuda técnica a los propietarios de escasos recursos.
    Intensificación del control científico de las condiciones higiénicas de los alimentos que se expenden al público.
    En lo que a los servicios municipales respecta
    Creación de la Dirección de Arquitectura Municipal, unificando el actual Departamento con la Oficina de la Vivienda.
    Mejoramiento económico del personal y de los obreros municipales, estableciendo para éstos el salario mínimo y el salario familiar.
    Creación del Estatuto para empleados municipales  


La provincia de Aconcagua, bello centro de turismo
La SI 22/06/35 p. 4-5


    Chile es país privilegiado para el turismo. Préstase  todo él a la atracción de forasteros porque la naturaleza, pródiga en belleza de todo orden, ha colocado a esa faja entre dos soberanas magnificencias: la cordillera andina y el gran mar.
    Más, si todo Chile se presta a turismo moderno, hay dos zonas especialmente aptas para llamar la atención del paseante: la provincia de Aconcagua (del Cristo Redentor a Viña del Mar y de Papudo a Casablanca) y la zona de los lagos australes, con razón llamada la Suiza americana, aunque supera a la suiza bajo todos los aspectos naturales.
    Limitémonos,  por ahora, a la Provincia de Aconcagua.
    Desde la cordillera al mar, se extiende nuestra provincia, atesorando incomparables bellezas. Sus campos fertilísimos, a ambos lados del río que lleva su nombre, dan intenso matiz a un sorprendente panorama natural, que aparece presidido por el imponente Aconcagua, desafiante, enhiesto, apuntando al cielo con su cono azulado.
    Al pie de ese enorme macizo, verdadero monumento de la naturaleza, donde nace el río, pequeño y torrentoso al principio, grande y caudaloso después, que tras un curso lleno de caprichosas curvas, va dejando la huella florida de sus aguas vivificadoras, hasta arrojarse al océano en la admirable boca de Concón.
    El recorrido de ese gran río presenta paisajes majestuosos. Porque es río agrícola, y a la vez río pintoresco.
    Apenas el ojo del viajero, deslumbrado por los paisajes andinos, hiere suelo chileno, la tierra aconcagüina se le presenta espléndida, como  un paraíso, de un verde intenso, promisora
y hospitalaria. Hacen contraste la claridad de sus horizontes, plenos de color, con el panorama, grandioso pero monótono, de la pampa argentina que el viajero acaba de dejar.