Sobre el sentido o significado de las palabras pedagogía y educación - Página 1
Índice del Artículo
Página 1
Página 2
Página 3

            Gabriel Compayré, en su texto Curso de Pedagogía, Teórica y Práctica, Librería de la Vda. de Ch. Bouret, París-México, Sexta edición, 1912, ya distinguió entre ambos términos en el marco de su significación actual al afirmar: "Con gran error confunden todavía muchos escritores la pedagogía y la educación, siendo así que estos dos términos están separados por algo más que por un ligero matiz. La pedagogía es, por decirlo así, la teoría de la educación y la educación la práctica de la pedagogía. Así como se puede ser retórico sin ser orador, se puede ser pedagogo, es decir, conocer a fondo las reglas de la educación, sin ser educador o sea sin poseer la habilidad de educar prácticamente a los niños"(p.11).

    Joseph Göttler, en su obra Pedagogía Sistemática, Ed. Herder, Barcelona, 1962, 2a. edición española, (cuya 1a. edición alemana data de 1915), al respecto expresó: "Etimológicamente, el término pedagogía significa guía o conducción del niño... Actualmente se emplea en dos sentidos: 1) para designar la acción educativa o instructiva, en cuyo caso la acepción del término no se aparta demasiado del que tiene en varios pasajes de los clásicos griegos y latinos y, 2) para designar la teoría de esta acción.

            Nosotros la tomamos en el segundo sentido, o sea que nos ocuparemos de la pedagogía como ciencia de la educación" (p.31)

            Para este autor la palabra educación "se toma en sentido lato en muchas locuciones analógicas o simbólicas: así se habla de educación de uno mismo, educación del pueblo, educación por la vida, educación de las naciones y la humanidad por la historia y la providencia. Pero si queremos fijar su significado estricto, hemos de tener presente en qué ha consistido la realidad educativa a través de siglos de historia y en qué consiste actualmente y qué contenido primario ha asignado y asigna el lenguaje al término educación. El resultado será que este término -y sus correlativos: educador, educando- sólo se aplica en sentido estricto a la elevación o amamantamiento psíquico (educo,is,ere; o educo, as, are; con sus correspondencias griegas) de la juventud, a la actuación de los hombres maduros para favorecer el desarrollo de los hombres en agraz" (p.45)

            Según Hubert Henz, en su Tratado de Pedagogía Sistemática, Ed. Herder, Barcelona, 1968 (cuya 1a. ed. alemana es de 1964), la pedagogía es "la ciencia de la educación". Para él, en cambio, la educación "es el conjunto de todas las acciones ejercidas sobre la persona para forjar una personalidad"(p.17)

            En la obra de A. Kriekemans, Pedagogía General, Ed. Herder, Barcelona, 1973 (cuya 1a. ed. data de 1963), podemos verificar que hace uso de los términos en cuestión de la manera que hemos señalado. En ella podemos leer: "...debemos mencionar la concepción según la cual la pedagogía teórica no tendría ningún derecho a la existencia, porque la educación es sólo un arte..."(p.34) "...En el plano de la educación la teoría es necesaria para la práctica. La teoría del arte no es más que una "explicitación" post factum de una acción que muy bien puede desarrollarse sin su ayuda. La pedagogía teórica, por el contrario, es una función indispensable de la educación misma. Ello demuestra el derecho de esta ciencia a la existencia..."(p.35) "...Consideramos autónoma la pedagogía teórica por tres razones. En primer lugar, constituye el fundamento de la práctica educativa..."(p.36)

            Aldo Agazzi en su Historia de la Filosofía y la PedagogíaEd. Marfil, Alcoy España, 1966 delimita el sentido de la palabra pedagogía del siguiente modo. "Pedagogía (pais, niño; àgein, conducir).Etimológicamente significa arte de conducir o guiar al niño; ya en otro tiempo se le dió el significado de "modo de educar", pero hoy expresa propiamente la ciencia de los principios y los fines de la educación."(p.82)

            Dante Morando en su Pedagogía, Ed. Luis Miracle, Barcelona, 1961 (cuya 1a. ed. data de 1953), en la Introducción hace uso del vocablo educación para referirse a un hecho de la vida real. Hace mención a "la realidad educativa" afirmando de ella que "basta una mirada en torno nuestro para comprobar la existencia del hecho educativo y su importancia"(p.5). En cambio, emplea la palabra pedagogía no para denominar el fenómeno, sino la reflexión que es susceptible hacer sobre el mismo. Alude a "las doctrinas pedagógicas" y al efecto escribe: "Pero la educación no es solamente un hecho comprobable. Es una realidad humana, espiritual, un signo de la recíproca solidaridad intelectual y moral que debe reinar sobre los hombres, pero es también reflexión sobre este hecho y esta realidad"(p.7). Más adelante agrega que esa reflexión puede dar lugar a una pedagogía elemental, a una pedagogía científica y a una pedagogía filosófica, de acuerdo a los grados del saber(p.8-9).

            René Hubert, en su Tratado de Pedagogía General, Editorial El Ateneo, Buenos Aires, 1970 (su 1a. ed. es de 1952), en la Introducción procede a distinguir ambos términos (p.1-12). Parte señalando: "Nada más simple, al parecer, que definir las palabras educación y pedagogía. Sin embargo, las dificultades surgen desde el primer paso, y de la definición que adoptemos dependerá, quizá, toda la orientación de nuestro estudio"(p.1). A la educación claramente la designa como "un conjunto de acciones"(p.4) o como "una acción"(p.6).