17.0. No consiste sola o principalmente en la educación funcional - Página 1
Índice del Artículo
Página 1
Página 2
Página 3

             17.1"Hay que destacar que todas las experiencias de la vida y todas las actividades de la civilización ejercen una influencia educativa. Es evidente, no obstante, que la educación connota una influencia conscientemente proyectada y no sólo una influencia accidental"

(Redden y Ryan, Filosofía Católica de la Educación, Ed. Morata, Madrid, 1961 p.53)

            17.2"Con la cualidad de intencional se podrá pensar que se descartan de la educación multitud de factores que de un modo inconsciente y difuso intervienen en el proceso educativo; es que en realidad son eso: factores, es decir, elementos que ciegamente pueden influir en el proceso evolutivo de un hombre, pero que para alcanzar rango educativo han de ser conjugados por una voluntad y sometidas sus fuerzas a una actividad consciente."

(García Hoz, Victor, Principios de Pedagogía Sistemática, Ed. Rialp, Madrid, 1968 p.20-21)

            17.3 "Toda nuestra vida está atravesada por el intercambio de los espíritus y porla guía espiritual. En cada circunstancia de la vida se halla por esto un momento formativo o educativo que se percibe en la conversación. La educación e instrucción aparecen desde aquí sólo como medios particulares junto a otros en tal trabajo educativo, en el cual se realiza el desarrollo y formación  de todo pueblo como de todo individuo. Aquéllas son decisivas, en tanto que hablamos de pedagogía y de guía de los niños sólo cuando este intercambio educativo se realiza con la voluntad consciente de tal guía, la cual se procura para ello sus propios medios e instituciones. Pero aún tal elevación y formación recorre la vida entera: se halla en toda labor manual, en la fábrica, en el ejército. Con ello empero corre el riesgo la pedagogía de perderse como función espiritual independiente; parece entonces que sólo es un elemento universal, que actúa en todas partes donde se encuentra algo espiritual de diferente altura, formado y sin formar. Los pedagogos radicales han llegado así a esta conclusión: ha pasado la época de la escuela; la vida debe ser formada de modo que eduque; la profesión particular del pedagogo es una imposibilidad."

(Nohl, Hermann, Teoría de la Educación, Ed. Losada, Buenos Aires, 1968 p.41; ver tb. p.44,108-115)

            17.4     "El único sector de la educación que estudiaba seriamente la pedagogía científica en sus inicios era el de la acción consciente, deliberada e intencional de los adultos sobre los niños y los adolescentes en el sentido de conducirles a un estado más elevado. Pero el creciente conocimiento del papel que desempeñan el inconsciente y el subconsciente, el ambiente, la atmósfera en que se desarrolla el niño, la sugestión y la imitación, la influencia de las personas que le rodean, de los que le sirven de modelo o ejemplo, fué causa de que se estudiase la acción del conjunto de todos los factores que intervienen en la educación, especialmente en la sociedad y mediante la sociedad, dando origen a una nueva tendencia que amplió en forma decisiva el concepto de la educación (educación funcional). Se considera la educación como "función de la naturaleza humana" (Aloys Fischer), como "función primordial de la vida humana, que se realiza siempre y en todas partes exactamente del mismo modo que la religión, el lenguaje, la moral, el derecho, la vida social" (Krieck), como "poderoso proceso educativo, que actúa en la corriente de fuerza que emana de todo lo que constituye el ambiente, personal, colectivo y material" (F. Schneider). Esta ampliación de horizontes ha sido extraordinariamente provechosa para la ciencia de la educación. Aunque los puntos centrales continúan siendo el niño o adolescente de una parte y la acción del educador de otra parte, se ha comprendido que la ciencia de la educación tiene el deber de tomar en consideración todo el ámbito de los factores funcionales, de modo que pueda extenderse al mismo la acción responsable e intencional del educador, influyendo con ello indirectamente sobre el niño. El pedagogo puede y debe conocer y examinar todas las influencias que actúan sobre el ser humano en desarrollo, todos los factores que influyen en su formación y desarrollo."

(Henz, Hubert, Tratado de pedagogía sistemática, Ed. Herder, Barcelona, 1968 p.29-30; ver tb. p.35)

            17.5 "La confrontación crítica con la teoría de la "educación funcional" traerá a la memoria algunos conceptos antropológicos básicos y su relación con la educación."

            "Primeramente se afirmó que tales fuerzas y factores siempre ejercieron sobre los hombres una influencia "educativa". Nadie negará los numerosos influjos de los campos en que el hombre vive y que le rodean, desde las influencias del clima de una determinada región, pasando por los efectos de las condiciones culturales y de civilización, hasta las numerosas consecuencias del trato con los distintos hombres. Todos las reciben y nadie puede evitarlas por completo en la educación de sus hijos o de extraños, como exige Rousseau en su teoría del dejar crecer protegiendo. Es cuando se añade a estas influencias el adjetivo "educativas", cuando surgen dudas y preguntas importantes."