2.0. Es una ciencia de reciente data. Es, entre las ciencias, una de las más nuevas. - Página 1
Índice del Artículo
Página 1
Página 2

           2.1. "La educación es la más antigua de las artes y la más nueva de las ciencias. Como arte, ha estado en evolución desde cuando los padres, en las épocas prehistóricas, se esforzaron conscientemente en pasar a los hijos el saber y las destrezas de la cultura primitiva. Como ciencia, su desenvolvimiento ha estado reservado a los últimos tiempos."

(Cunningham, William, Filosofía de la Educación, Ed. El Ateneo, Buenos Aires, 1955 p.455)

            2.2. "Los pensamientos referentes a la educación son tan antiguos como la cultura misma; nacidos en el ámbito religioso de las antiguas culturas orientales, aparecen también en el comienzo mismo de la filosofía occidental; ellos constituyen el germen de la Pedagogía, que, no obstante la antigüedad de su iniciación, había de recorrer un largo camino hasta constituirse como ciencia; es decir, como un conjunto sistemático de verdades demostradas de la educación.

(García Hoz, Victor, Principios de Pedagogía Sistemática, Ed. Rialp, Madrid, 1968 p.35)

            2.3.      "El objeto estudiado por la ciencia de la educación es una realidad específicamente educativa que podemos designar de momento, sin mayores precisiones, con el nombre de educación. Esta constituye, sin duda, una realidad existente en el mundo que nos rodea, como una realidad específicamente humana. El conocimiento científico de esta específica realidad humana constituye la ciencia de la educación. El objeto de la ciencia de la educación ha existido siempre en el mundo, pero solamente ha comenzado esa realidad humana a adquirir el carácter de objeto de ciencia cuando ha comenzado a existir la ciencia de la educación; es decir, cuando los hombres han comenzado a reflexionar científicamente sobre ella. Y la ciencia de la educación aparece en época muy reciente de la Historia."

(San Cristobal Sebastian, Antonio, Filosofía de la Educación, Ed. Rialp, Madrid, 1965 p.12)

            2.4. "En nuestro planeta, cuarenta millones de años atrás, no se daba ningún proceso educativo. Había ya simios, pero no había propiamente educación. Esta únicamente fue posible cuando el progreso de la biología provocó la cultura, momento exacto en que apareció asimismo la transmisión no genética de la misma, es decir, hicieron aparición los procesos educadores. Parece ser que no hay acuerdo en señalar esta frontera que marca el tránsito de lo zoológico a lo antropológico y educacional. Basta, no obstante, con indicar que no resulta descabellado situarla entre cuatro y cinco millones de años atrás.

            De no haber existido la evolución, nunca hubiera habido procesos educacionales sobre nuestro planeta."

(Fullat, Octavio, Filosofías de la educación, Ed. CEAC, Barcelona, 1983 p.113)

            2.5. "No es cosa rara confundir lo designado con la palabra educación y lo significado con el término pedagogía. Convencidos de que la distinción ayuda poderosamente al esfuerzo reflexivo, nos inclinamos por establecer diferencias entre educación y pedagogía. Por lo pronto, La educación es una práctica, una actividad social, una acción, mientras la pedagogía es una reflexión, una teorización, un conocimiento o una toma de conciencia.

            Durkheim ya hizo notar la dimensión fáctica del proceso educativo al sostener que éste no era más que la acción que las generaciones adultas ejercían encima de las nuevas. La pedagogía vendría siempre detrás y con ánimo de levantar esquemas mentales interpretadores de la acción educativa..."

(Fullat, Octavi, Filosofías de la educación, Ed. CEAC, Barcelona, 1983 p.10-11)

            2.6. "La Pedagogía, arte antigua, ciencia nueva.

            Como todas las ciencias , pero de manera particular, la pedagogía ha estado sometida en nuestra época a transformaciones amplias, hasta el punto de que el concepto mismo ha sido modificado. Gracias a un conjunto de ciencias conexas, la pedagogía ha reforzado sus aspectos científicos. Allí donde solo se veía un arte -el arte de enseñar-, se encuentra hoy día una ciencia que se desarrolla sobre bases cada vez más sólidamente construidas, que está ligada a la psicología, a la antropología, a la cibernética, a la linguística y a muchas otras disciplinas, pero cuya aplicación, por los maestros que la ponen en práctica, tiene más de arte que de ciencia.                               

            El concepto mismo y, sobre todo, el campo de aplicación de las ciencias de la educación se están ampliando. Mientras que la pedagogía parecía encerrada, como lo indicaba su etimología, en los límites de la instrucción transmitida a las jóvenes generaciones, esta concepción deviene de ahora en adelante superada. Mientras que hasta nuestros días se ha presentado como la auxiliar obligada de todo conocimiento formalizado, ahora damos a la educación, y por ende a la pedagogía, una acepción infinitamente más vasta y más compleja, ampliándola en el sentido de proceso cultural que busca la eclosión y desarrollo de todas las virtualidades del ser. Y si, todavía muy recientemente, la finalidad asignada a la educación, confundida con la enseñanza, era la de dar a los individuos su "oportunidad inicial" el acto pedagógico se sitúa en lo sucesivo en una perspectiva radicalmente distinta, que no es otra que la anticipación de la educación continua."

(Faure, Edgar, Aprender a ser, Unesco/Editorial Universitaria, Santiago de Chile, 1973 p.171-172)