MATERIALISMO Y NATURALISMO - Página 1
Índice del Artículo
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Generalidades

            01. "Materialismo. Doctrina que afirma que la materia es la realidad básica. Una forma moderna del materialismo es la representada por el determinismo económico."

(Mayer, Frederick, Historia del pensamiento pedagógico, Ed. Kapelusz, B. Aires, 1967 p.376)

            02.       "El primer obstáculo que hay que vencer para llegar a una comprensión justa de la filosofía de Marx es el malentendimiento del concepto de materialismo o de materialismo histórico. Los que consideran que consiste en la tesis filosófica de que el interés material del hombre, su deseo de obtener ganancias y comodidades materiales cada vez mayores, es su mayor motivación olvidan el simple hecho de que las palabras "idealismo" y "materialismo", tal como son utilizadas por Marx y todos los demás filósofos no tienen nada que ver con las motivaciones psíquicas de un nivel superior, espiritual, en oposición a las de un nivel inferior y más bajo. En la terminología filosófica, el "materialismo" (o "naturalismo") se refiere a una concepción filosófica que sostiene que la materia en movimiento es el universo fundamental del universo. En este sentido, los filósofos presocráticos griegos eran "materialistas", aunque no eran en absoluto materialistas en el sentido de la palabra antes mencionado, como juicio de valor o principio ético. Se entiende, por el contrario, por idealismo una filosofía en la que no es el mundo siempre variable de los sentidos lo que constituye la realidad, sino las esencias incorpóreas o ideas. El sistema de Platón es el primer sistema filosófico al que se aplicó el nombre de "idealismo". Aunque Marx era, en el sentido filosófico, un materialista, en ontología nunca se interesó realmente por esas cuestiones y apenas si las trató.

            Hay, sin embargo, muchas clases distintas de filosofías materialistas e idealistas(a) y, para comprender el materialismo de Marx, tenemos que ir más allá de la definición general que acabamos de dar".

(Fromm, Erich, Marx y su concepto del hombre, (Breviarios) Fondo de Cultura Económica, México, 1971 p.20, 20-30;

(a) ver Gevaert, Joseph, El problema del hombre. Introducción a la antropología filosófica, Ed. Sígueme, Salamanca, 1978 p.120 y 121-124 respectivamente; Fullat, Octavi, Filosofías de la Educación, Ed. CEAC, Barcelona, 1983 p.241

            03. "El materialismo ya nos sale al encuentro en la Antiguedad, en los atomistas Leucipo y Demócrito y posteriormente en los epicúreos. Los materialistas explican el mundo y su origen a partir de dos factores: los átomos y el espacio vacío. Los atomos son corpúsculos cualitativamente semejantes, que sólo difieren por su forma, situación y movimiento. También el alma está formada por átomos; sólo que éstos son de una estructura más delicada que la de los cuerpos. El mundo ha surgido por solidificación de los átomos y todos sus procesos no son más que movimiento de átomos. Este materialismo aparece por tanto como atomista o mecanicista.

            En la era cristiana el materialismo hace su entrada en una época relativamente tardía. Lo encontramos en el siglo XVll en el filósofo inglés Hobbes quien, aplicando las matemáticas a la ciencia natural, llegó a intuiciones materialistas. En el siglo XVlll lo hallamos en la filosofía francesa. Los principales representantes son allí La Mettrie(a) con su librito L'homme n'est qu'un animal, y Holbach(b), cuyo Systeme de la nature (1770) es la obra fundamental de la literatura materialista de su tiempo. En el siglo XlX el materialismo surge como reacción contra el idealismo especulativo de la filosofía alemana. Sus pioneros son K. Vogt con su escrito Köhlerglaube und Wissenschaft (Fe ciega y ciencia), de 1885, y Moleschott, que en su obra Der Kreislauf des Lebens (El ciclo de la vida), de 1852, escribe: "El pensamiento se manifiesta como movimiento de la materia", y Ludwig  Büchner, cuya obrita de divulgación Kraft und Stoff (Fuerza y materia), de 1855, encontró una enorme difusión. Este materialismo moderno ya no es mecánico, sino dinámico: la materia está dotada de fuerzas. Hacia fin de siglo, el materialsimo experimenta una renovación por obra de Haeckel. Sus Welträtsel (Enigmas del universo), aparecidos el año de la muerte de Büchner, se convirtieron en la Biblia del materialismo moderno. Puesto que Haeckel atribuye a la materia (  ) vida (  ) y sensibilidad, su materialismo se manifiesta como hilozoísta. De una especie totalmente diferente es el materialismo energético enseñado por O. Ostwald, que resuelve la materia en energía y considera lo psíquico como una forma especial de energía, junto a la química, la eléctrica, etc."

(Hessen, Johannes, Tratado de Filosofía, Ed. Sudamericana, Buenos Aires, 1962 p.265-266; sobre la refutación del materialismo  p. 267-270; ver tb. Bochenski, J.M., Introducción al pensamiento filosófico, Ed. Herder, Barcelona, 1975 p.81-83; Gevaert, Joseph, El problema del hombre, Ed. Sígueme, Salamanca, 1978 p.115-145)

(a) ver Hazard, Paul, El pensamiento europeo en el siglo XVlll, Revista de Occidente, Madrid, 1946 p.121-122

(b) Ibid p.122-123