DERECHOS EXCLUSIVOS

Los derechos de autor en Chile son regidos por la Ley 17336. Normas especiales relativas a esta clase de obras -Antología- son las siguientes, acorde a un texto de Ediciones Universitarias de Valparaíso de la UCV S.A:

Art. 24 El derecho de compilación corresponde al organizador... El compilador está obligado a obtener consentimiento de los titulares del derecho  de autor de las obras utilizadas y además pagar la remuneración convenida con ellos, salvo que la autorización, expresamente, haya sido dada a título gratuito.

Art. 38 Es lícito, sin remunerar u obtener autorización del autor, reproducir en obras de carácter cultural, científico o didáctico, fragmentos de obras protegidas, siempre que se mencione su fuente, título y autor. Por lo tanto se requieren dos condiciones para citar fragmentos de obras protegidas, a) que la utilización se efectúe en obras de carácter cultural o científico, y b) que en la cita se mencione la fuente, el título y autor de la obra

Definición y alcance del término "fragmento": El art. 6 del Decreto de Educación 1122 expresa que para los efectos del art. 38 de la ley 17336 se entiende por fragmento "la reproducción de un párrafo, de una obra literaria manuscrita o dactilográfica, que no exceda de 10 (diez) líneas, y siempre que esto se realice con fines culturales, científicos o didácticos debiendo mencionarse su fuente, título de la obra y nombre del autor. Se entiende por fines culturales y científicos o didácticos toda reproducción sin fines de lucro".

En consecuencia para citar obras protegidas, es necesario cumplir las condiciones exigidas por el art. 38 de la ley y ceñirse a lo dispuesto por el art. 6º del Decreto Supremo Nº 1122, que limita el derecho de cita a "Obras literarias", por lo cual no procedería respecto de otras clases de obras y restringe la cita a 10 líneas y exige la inexistencia de fines de lucro.

La protección otorgada por esta Ley dura toda la vida del autor y se extiende hasta por 50 años más, contados desde la fecha de su fallecimiento y se extenderá en las condiciones fijadas por los herederos directos en situación de imposibilidad de trabajo.

Después del plazo mencionado la obra pasa al patrimonio cultural común o universal y podrá ser utilizada por cualquiera, siempre que se respete la paternidad e integridad de la obra

Siendo imposible cumplir con estas normas -hago hincapié particularmente en la que limita los fragmentos a 10 líneas: la mayor parte de las ideas recopiladas sus autores las expresan en más de diez líneas, así que para editarla habría que solicitarle autorización previa a todos los titulares y remunerarlos- esta Antología no puede ser reproducida.

Sin embargo, como el autor la concibió justamente para fomentar la lectura -como lo establece en el Prólogo- beneficiando con ello a los hombres de letras, se permite darla a conocer a los alumnos de Pedagogía de la UCV, dado el provecho pedagógico y educativo que pueden obtener de su contenido, para que hagan uso privado y gratuito de ella en el ámbito de sus actividades académicas.