05. El maestro, el profesor - Página 1
Índice del Artículo
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9

05. el maestro , el profesional, el profesional de la educación la educación como trabajo

05.01 "Profesión y su definición.- Entiéndese actualmente con el nombre de profesión la duradera situación de un hombre en un trabajo especializado, en una misma ocupación, mediante la cual encuentra, a la vez que el desarrollo de sus propios intereses y fuerzas, la seguridad de plenitud de su personalidad, ideal o material, que le presta la existencia en la vida de la comunidad a que pertenece... En la significación de la palabra profesión distínguese claramente definidas tres raíces del pensamiento profesional, las cuales, válidas en verdad, han surgido a la vez, pero que no deben necesariamente crecer juntas en cada clase de profesión. La idea de la profesión o vocación religiosa nació del hecho de la extraordinaria elección de un hombre para el cumplimiento de una misión prefijada, como ha ocurrido con los sacerdotes, profetas, reyes y hombres de Estado, principalmente en los tiempos de crisis de la sociedad, quienes extraían de ésta la fuerza para la acción y, finalmente, arrastraban a la misma a una sociedad persuadida. La palabra "vocación", derivada del verbo vocare, llamar, tiene aún otra significación, sobreentiéndese que la profesión es como una voz interior que llama al hombre a un ejercicio determinado, en el que ha de ocuparse cuando esta voz le llame... Sin embargo, con el aspecto religioso se enlaza muy pronto, y siempre renovada, una raíz sociológica. Al formarse la comunidad señorial se establece una división del trabajo: la mayor parte de los miembros de la comunidad rige sus actuaciones y tareas por medio de ordenamientos de la superioridad, y así es como los señores y directores se esfuerzan por descargar de sí la mediata economía y, en este sistema social, dejar consabidas misiones sobre vasallos, libertos y esclavos, dándoles libertad para elegir la correspondiente especialidad del trabajo manual y para formarla y utilizarla... El inmediato conocimiento de la profesión está en la articulación de los estados naturales de la sociedad que, por medio de una determinada profesión, redime, recompensa, oscurece, hasta limitar el más maduro pensamiento, poniendo en evidencia, como condición del establecimiento de las profesiones, el no rehuir el análisis de las capacidades, aptitudes y límites de ejecución de los seres humanos, y así la raíz psicológica de la idea de la profesión sobreviene con fuerte empuje. La congénita individualidad psicofisica -no inmediata, sino mediata, en la llamada de Dios e inmediata en la voluntad de la sociedad en que se representa- prefija la profesión del hombre, y por esto debe el sistema social dejar o crear tanta libertad que el individuo pueda elegir, según su propio conocimiento, la naturaleza de su profesión".

(Diccionario de Pedagogía Labor, Ed. Labor, Barcelona, 1936 ver Profesión y educación profesional p. 2587-2588)

05.02 "... La profesión es hoy un gran complejo, en el cual los aspectos que pudiéramos llamar personales: inclinación y vocación adecuada, y, dentro de ella, capacidad, preformación y entusiasmo, se unen a las consideraciones sociológicas: situación e importancia de las profesiones en un determinado territorio, alianza o enlace de las profesiones con la totalidad de los sistemas sociales, su estrecho enlace con leyes, deberes, posibilidades de acción y de crédito y, objetivamente, con los necesarios conocimientos teóricos y prácticos y aun con las intenciones y necesidades según las cuales ha de ejercitarse la voluntad en las miras profesionales particulares. De cada uno de estos componentes pueden resultar dificultades en la elección de profesión, y de ellas, tropiezos en su ejercicio..."

Diccionario de Pedagogía Labor, Ed. Labor, Barcelona, 1936 p. 2589

05.03 "La era técnica no sólo ha traído grandes cambios exteriores y una fuerte inestabilidad en las profesiones, sino que también ha modificado fundamental e intrínsecamente la cuestión profesional. El concepto de "profesión" o "vocación", en el sentido específicamente occidental, surgió del cristianismo( 1). En oposición a las concepciones reinantes en la antigüedad precristiana, sobre todo la griega, la doctrina cristiana introdujo un alto aprecio del trabajo físico-manual. Por cierto, según la concepción cristiana, lo meritorio en la relación con Dios no era. el trabajo manual en sí, sino la ofrenda de la vida toda, la visión de todo lo humano en su compromiso para con Dios. "Cada uno en la vocación a la que fue llamado, en ella se quede"(¡ Cor. 7,20). "No hay judío ni griego; no hay siervo ni libre; no hay varón ni hembra" (Gal.3,28). Toda actividad humana es un camino hacia Dios y un compromiso para con Dios, profesión y vocación al mismo tiempo, pero, sin embargo, acentuando esto: "Y aprendan asimismo los nuestros a gobernarse en buenas ohras.para los usos necesarios, para que no sea sin fruto" (Tit. 3,14), y con especial rigor y claridad en la segunda Epístola a los Tesalonicenses (3,10): "...que si alguno no quisiere trabajar, tampoco coma".

Esta concepción del cristianismo primitivo acerca de la profesión yvocación se ha conservado durante toda la edad media, a pesar de algunas fluctuaciones y matices en la apreciación de los trabajos manual y mental, incluso la vida religioso-contemplativa (vita activa y vita contemplativa), así como del concepto mediador de los benedictinos (ora et labora). Sólo con la progresiva secularización del pensamiento humano durante la época moderna, la concepción de la profesión como de un compromiso para con Dios iba perdiendo cada vez más peso, y la especialización técnica ha hecho lo suyo para privar a muchos oficios, aunque no a todos, de su contenido significativo y por ende de su núcleo humano...