Edu 417 fundamentos teórico - filosóficos de la educación nivel II - Página 1
Índice del Artículo
Página 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5

EL EDUCADOR

BIBLIOGRAFIA

01 Necesidad del educador

Otras referencias bibliográficas: Aristóteles, Moral, a Nicómaco, Fd. Universo, Lma (Perú), 1968 p. 11; Aróstegui, Manuel, Curso de concienciación filosófica, Ed. Marsiega, Madrid, 1977 p.172; Athayde, Tristán de, Política, Ed. Difusión, Buenos Aires, 1942 p12; Bars, Henri, La política según Maritain, Ed. Nova Terra, Barcelona, 1966 p.32-33; Blazquez, Niceto, Los Derechos del hombre, BAC Popular, Madrid, 198() p.104; Bochénski, J.M., Introducción al pensamiento filosófico, Ed. llerder, Barcelona, 1975 p.96-105; t3ruhachcr, Johñ, Filosofías Modernas de la Educación, Ed. Letras, México, 1964 p.67; DECH, Antropología Cristiana, Santiago de Chile, 1976 p.4,8; Donceel, J.F., Antropología Filosófica, Ed. Carlos Lohlé, Buenos Aires, 1969 p.223; Frankl, Victor, La idea psicológica del hombre, EJ. Rialp, Madrid, 1984 p.18,26-33; Frankl, Victor, Psicoanálisis y Existencialismo, Breviarios Fondo de Cultura Económica, México, 1978 p.22-24,51, 122,125-126,145; Flitner, Wilhelm, Manual de Pedagogía General, EJ. llerder, Barcelona, 1972 p35, 38; Gevaert, Joseph, El problema del hombre, Ed. Sígueme, Salamanca, 1978 p31, 239; Goethe, J.W., Wilhelm Meister, EJ. Ramón Sopena, Barcelona, 1967 P. 143,275,277-279, 319,351; Guardini, Romano, Mundo y persona, Ed. Guadarrama, Madrid, 1963 p.202; Henz, lluhert, Tratado de pedagogía sistemática, Ed. ikrder, Barcelona, 1968 p.78, 164,165; Ibáñez-Martín, José A., Hacia una formación humanística, Ed. Flerder, Barcelona, 1975 p25; Juan Pablo 11, Sollicitudo re¡ socialis, Ed. Paulinas, Santiago de Chile, 1988 p.54; Keilhacker, Martin, Pedagogía de la época técnica, EJ. Kapelusz, Buenos Aires, 1972 p.79-89,95; Kriekemans, A., Pedagogía General, Ed. Herder, Barcelona, 1973 p.49, 47-50, 235; Leclerc, Jacques, Las grandes líneas de la Filosofía Moral, Ed. Gredos, Madrid, 1956 p.284; Linton, Ralph, Cultura y personalidad, Breviarios del Fondo de Cultura Económica, México, 1969 p.23; Maritain, Jacques, Los derechos del hombre y la ley natural, Biblioteca Nueva, Buenos Aires, 1943 p.15-16; Maritain, Jaeques, La educación en este momento crucial, EJ. l)esclée de Brouwer, Buenos Aires, 1954 p.25-26; Mrz, Fritz, Dos ensayos de pedagogía existencial, EJ. Herder, Barcelona, 1965 p.22-49; Merino, J.A., Humanismo franciscano, Ed. Cristiandad, Madrid, 1982 p.190; Millán Puel les, Antonio, Persona humana y justicia social, Ed. Rialp, Madrid, 1976 p.24,25; Ortega y Gasset, José, ¿Qué es Filosofla? Ed. Espasa-Calpe, Madrid, 1973 p.43; Ortega y Gasset, José, El hombre y la gente, Revista de Occidente, Madrid, 1970, tomo 1, p.9-186; Ottaway, A.K.C., Educación y sociedad, Ed. Kapelusz, Buenos Aires, 1965 p4; Piaget y otros, La nueva educación moral, EJ. Losada, Buenos Aires, 1967 p9; Quiles, Ismael, Filosofía de la educación personalista, Ed. Depalma, Buenos Aires, 1981 p. 154-, Ruiz Sánchez, Francisco, Fundamentos y fines de la educación, Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 1978 p. 121-124; Sánchez y Valdivia, Pedagogía, ¡ter ediciones, Madrid, 1969 p501; San Cristohal Sebastian, Antonio, Filosofía de la educación, Ed: Rialp, Madrid, 1965 p.54; Spranger, Eduardo, Psicología de la edad juvenil, Revista de Occidente, Madrid, 1973 p.35; Vaca, César, El sentido del cuerpo,

Cuadernos BAC/33, Madrid, 1980 p.18; Verneaux, R., Filosofía del hombre, Curso de Filosofía Tomista, Ed. Herder, Barcelona, 1977 p.233;

02 El sentido del término

Quién es educador. Quiénes son educadores

Los agentes de la educación

Otras referencias bibliográficas: Aguayo, Filosofía y nuevas orientaciones de la educación p.57-58; Concilio Vaticano 11, Gravissimum educationis momentum, 1965; de Rezzano, O., Manual de Pedagogía, p.51-81; Fernández, R., En búsqueda de la propia identidad, Ed. Patris, Buenos Aires, 1982 p.5-141; Flitner, W., Manual de pedagogía general, Herder, Barcelona, 1972 p.27; Güttler, J., Pedagogía Sistemática, Ed. Herder, Barcelona, 1962, p.151-152; l-lenz, H., Tratado de Pedagogía Sistemática, Ed. 11erder, Barcelona, 1968, p.l 63-171,175-184,215-270,271-291; Highate, O., El arte de enseñar, Ed. Paidos, Buenos Airesl959 p. 19; Kerchensteiner, G., El alma del educador y el problema 1e la formación del maestro, Ed. Labor, Barcelona, 1934, p.15-2 1;  Márz, Fritz, Dos ensayos de pedagogía existencial, Ed. llerder, Barcelona, 1965 p.22-49; Nassif, R., Pedagogía General, Ed. Kapelusz, B. Aires, 1958, p. 211-228; Nérici, l., hacia una didáctica general dinámica, De. Kapclusz, B. Aires, 1973, p.91-97,118-126; Ottaway, A.K.C., Educación y Sociedad, Ed. Kapelusz, Buenos Aires, 1965 p.5:, Quiles,l., Filosofía de la educación personalista, Ed. Depalma, Buenos Aires, 1981 p.99-121; Ruiz, F., Esquema tentativo para una estructuración de la temática fundamental de la pedagogía, Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 1973, p.102- 105- Sánchez y Valdivia, Pedagogía, Iter Ediciones, Madrid, 1969, p. 309-3 16; ,Spranger, E., Las ciencias del espíritu y la escuela, Ed. Losada, Buenos Aires, 1964 p.29-31; Spranger, E., El educador nato, Ed. Kapelusz, Buenos Aires, 1960, p.5-90; Pío XI, Divini Ilhius Magistri, 1929; Sagrada Congregación para la educación católica, El laico católico testigo de la fe en la escuela, 1982; Schneider, F., La educación de sí mismo, Ed. Herder, Barcelona, 1967;