Esbozo de su ideario político, social y económico.
Índice del Artículo
Esbozo de su ideario político, social y económico.
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10

Juan Bardina Castará (27/05/1877-10/07/1950). Esbozo de su ideario político, social y económico.

(Fue ponencia  en las Vll Jornadas Nacionales de Historia de la Educación Chilena: dos siglos de experiencias educacionales republicanas, en la UCV, los días 7-9 Octubre de 1999. Apareció como artículo en Perspectiva Educacional, Instituto de Educación UCV, Nº 33-34, 1999 páginas 75-88)
Abstract.
El presente artículo es resultado de la prosecución de un estudio durante algo más de ocho años que ha tenido por objeto indagar en la vida y obra de Juan Bardina Castará, catalán de nacimiento, chileno de adopción, que destacó allá y acá en el campo de la pedagogía y educación.
Abocándonos a ella  hemos querido ordenar algunas ideas básicas relativas a los ámbitos político, social y económico en virtud a que albergamos el convencimiento de que su ideario al respecto puede contribuir a iluminar la vertiente pedagógica y educativa de su ser
Tres preguntas nos hemos esforzado en responder sobre esta materia. Dos, directamente pertinentes al asunto: cuáles fueron sus principios e ideales fundamentales en los terrenos político, social y económico, allá y acá. Una, de índole histórica, que nos ayude a detectar los rasgos que caracterizaron este aspecto de su personalidad, incidiendo en su visión pedagógica.
Concerniente a la primera, hemos apuntado que de las dos principales fuentes catalanas de que disponemos para conocer su ideario político, social y económico -una de 1905, surgida de las mismas manos de Bardina; otra de 1980, fruto de una investigación sobre aquél- recurrimos de preferencia a la segunda fuente. Y esta, primeramente lo presenta interesado desde muy joven en los avatares de la política catalana. Enseguida, lo muestra como un fervoroso monárquico, ligado al carlismo y tradicionalismo. Por fin, lo exhibe culminando esa empresa en sueños rotos, determinándolo a buscar nuevos horizontes en América, que lo trajeron a Chile.
Respecto a la segunda, -al tiempo en que le tocó vivir-, hemos destacado que lo definió reiterativamente como un acontecimiento muy poco usual, como una particularísima encrucijada, ya que en esta centuria estaba muriendo un mundo y surgiendo otro, tal como en los días de san Agustín. Todo ello le hizo repetir que se estaba al frente de hechos inusitados, dolorosos y prometedores a la vez,  delante de una “esquina social”.
En cuanto a la tercera -su ideario político, social y económico en Chile-, hemos señalado finalmente que sus crónicas periodísticas (nos estamos refiriendo particularmente a las escritas bajo el título de “La Semana Internacional”) nos lo revelan concediéndole gran atención a la cuestión social y como un ardoroso exponente en Chile de la doctrina social de la Iglesia Católica, tema amplio y complejo –en su caso personal- que merece ser profundizado.
Hace algo más de ocho años que venimos ocupándonos de Juan Bardina Castará, ilustre pedagogo y educador catalán que, habiendo nacido en 1877, hizo abandono de su patria y del continente europeo en 1917, avecindándose definitivamente en suelo americano y en nuestro país -tras una breve estancia de seis meses en Bolivia- hasta su muerte ocurrida en 1950. Entre las diversas facetas de su realización personal, hemos tenido como principal objeto de estudio aquella parte de su vida consagrada a la pedagogía y  educación en Chile, que fue la que despertó nuestro interés por conocerlo.
A este respecto, nuestro aporte ha cobrado realidad principalmente a través de escritos presentados como ponencias en Jornadas sobre Historia de la Educación, la mayor parte de las cuales han aparecido en la Revista “Perspectiva Educacional”, de nuestra Unidad Académica, que una vez reuní  en un Opúsculo, conteniendo todas las elaboradas antes de 1998. Esta dedicación  contribuyó también a dar forma a una Antología de textos pedagógicos, extractados de las columnas que Bardina publicó semanalmente en Valparaíso tituladas “La Semana Internacional” -desde 1921 hasta que enfermó (1848) antes de morir (1950): primero en el diario La Unión, luego, desde 1932,  en la revista