Su ideal iberoAméricanista.
Índice del Artículo
Su ideal iberoAméricanista.
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13

 “Juan Bardina Castará (27/05/1877–10/07/1950), teórico político, periodista y educador: su ideal iberoamericanista”

(Fue ponencia en las Jornadas Nacionales de Historia de la Educación Chilena, a celebrarse en Chillán, Octubre 16 al 19 del 2001. Apareció como artículo en Perspectiva Educacional, Instituto de Educación UCV, Nº 35-36, 200 p. 46-65)

Abstract
            Hace ya casi una década que me vengo ocupando de conocer la vida y obra de Juan Bardina Castará (27/05/1877 – 10/07/1950), catalán de origen, que vivió la segunda mitad de su vida en Chile, y que destacó en los planos periodístico, teórico político y educativo. Mi empeño ha estado puesto singularmente en el aspecto educativo. A parejas, sin embargo, he debido extenderme a los otros dos en razón a su incidencia en el pedagógico y educacional. Habiendo tenido, últimamente, la oportunidad de informarme sobre sus crónicas periodísticas -en “La Semana Internacional” publicada desde 1921 hasta que le sobrevino la mortal enfermedad final- relativas al ideal internacionalista de España, colindante con el ideal iberoamericanista, me pareció de interés precisar los componentes del último, ya que constituyen o pueden constituir metas de la educación.
                La reflexión de Bardina al respecto es varia, desde que aúna perspectivas históricas, geográficas, biológicas, psicológicas, sociológicas, económicas, políticas, jurídicas y religiosas. Tiene como punto de partida el descubrimiento, conquista, colonización de América por España y Portugal. Y, naturalmente, considera el hecho capital de la independencia de los países iberoamericanos de sus respectivas metrópolis, confrontando las relaciones internacionales de este escenario, con las del anglosajón americano, del europeo y resto del orbe.
                El tema abordado me lleva a referirme al ideario de Bardina atinente a realidades o hechos relacionados entre sí como los de naciones, vida internacional, España, Portugal, América, Iberoamérica, Iberoamericanismo, Estados Unidos, Panamericanismo, historia y crisis, derecho, etc. vinculándolos con el tema de la educación, principalmente con el de los fines. A su término, procuro  evaluar someramente la vigencia del ideario social e ideal de Bardina respecto a la educación en el ámbito del iberoamericanismo, cara al nuevo milenio.

            La faceta pedagógica y educativa de Juan Bardina fue objeto de varios estudios(1) en las dos últimas décadas del siglo pasado, tanto en su patria de origen, España, como en su patria de adopción, Chile.
Me ha parecido de interés ampliar la investigación a los otros ámbitos de la vida y obra de Bardina, en vista a la luz que los resultados pueden reportar al conocimiento y comprensión de la faceta antedicha (2). 
En esta oportunidad me he propuesto explorar una zona de su personalidad lindante con la  política y social, pero dirigida a descubrir en ese ideario las proyecciones concernientes a Latino América y España desde la perspectiva de los ideales internacionales de una y otra. En efecto, para un lector actual de “La Semana Internacional” es un hecho fácil de detectar que Bardina abordó el tema iberoamericano frecuentemente en dicha revista. Asimismo, sabemos -y lo hemos resaltado- de la preocupación pedagógica de Bardina, volcadas en las páginas de ese semanario. Cabe entonces preguntarse ahora, ¿qué contenidos expuso y qué planteamientos tuvo respecto al tema iberoamericano, que pueda iluminar sobre los ideales internacionales no sólo de un país iberoamericano o de unos pocos, sino de toda, o por lo menos, de una parte importante de Iberoamérica? ¿Qué implicancia tuvo su pensamiento sobre Latino América particularmente en lo que cabe a la educación social, política y cívica de alcance internacional no sólo de cada país o de un pequeño número, sino a toda, o a una parte considerable de ella? Dada la índole de este escrito -una ponencia- encararé el tema a manera de un enunciado y compilación de consideraciones básicas, susceptibles de vincularse con el aspecto social de la educación, que expondré sumariamente recurriendo de preferencia -para ser lo más veraz y fidedigno posible- a palabras y citas del mismo autor.
           
1. Bardina fue originario de España y Cataluña, que, según él mismo, adoptaron y exhibieron firmes ideales internacionales en su historia
Dado que nos pueden ayudar a entender los tópicos traídos a cuenta por Bardina al aludir al iberoamericanismo, para empezar parece aconsejable hacer referencia sumaria a dos