Democracia Autopsia 43 12
Índice del Artículo
Democracia Autopsia 43 12
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8

Autopsia de una palabra sonora Democracia  (148) 15. La democracia argentina 16.- Todos lo mismo 17.- Ese conde Sforza 18. Elecciones democráticas  La SI 04/12/43 p. 12
Autopsia de una palabra sonora Democracia  (149) 19.- Ensayo sobre el demócrata con ribetes de verdugo 20.- Cría de idiotas La SI 18/12/43 p. 12
Autopsia de una palabra sonora Democracia  (150) 21.- La Democracia, los Tribunales y las palabras 22.- La Democracia riendo La SI 25/12/43 p. 12

15. La democracia argentina
                                                                                  l
            Hemos publicado (desde La SI 21/08/43) –y seguimos publicando- toda una red de disposiciones tomadas por la actual dictadura argentina a favor de su país. Los que no se paguen de palabra no durarán un minuto sobre el juicio que hayan de tener a este respecto
            Esas disposiciones se pueden reducir a cuatro grupos:
            1. Barrida de ladrones, constituida aquella política por bandas organizadas para el despojo del Estado, y, por lo mismo, de la sociedad;
            2. Organización de los servicios por hombres honrados, sea cual sea su íntimo pensamiento ideológico;
            3. Organizar la justicia social (jornales, precios de las cosas, etc.), sacando al trabajador del abismo en que lo tenían metido los partidos políticos; y
            4. Defender la soberanía nacional, sin aceptar que Gobierno extranjero alguno, y menos si es poderoso, se entrometa en la soberanía de la nación con dádivas, amenazas u otro medio cualquiera.
            Interesante programa, aunque no proclamado a son de bombos y platillos.
            

                                                                                  ll

            Esas gentes ahora gobernantes –cosa rara- hacen. Argentina estaba acostumbrada a oír y oír declamar. Ahora resulta que hay quien no habla, pero hace.

            ¡Qué cosa más rara tratándose departidos políticos! 

                                                                                  lll
            En la parte que toca a la mala administración  y latrocinio, iban de torneo derechas e izquierdas. Las cárceles estaban pobladas de altos personajes radicales izquierdistas, y de altos personajes demócratas (derechas nacionales coaligadas)
            Eran partidos muy distintos, o, al menos, así ellos lo dicen. Pero se ve que tenían un común denominador: ¡el fango! Iban de tronco en toda clase de abandono de sus deberes y de hacerse con todo lo que, de lejos o de cerca, significase dinero inmoralmente agarrado.
            Diputados radicales de Buenos Aires que reciben miles en coimas de instituciones extranjeras. Y diputados derechistas que hacían exactamente lo mismo.

                                                                       lV
            Una de las cosas más pintorescas que realizaban ambos bandos era el saqueo del empleado y obrero del Estado mediante una contribución “voluntaria” pagada a esos altos políticos. Era voluntaria. Pero usted era echado –por simplificación de servicios- si no se dejaba pillar.
            Una vez que usted estaba en la calle, los servicios eran nuevamente ampliados, y era colocado algún sumiso en su antiguo puesto de usted.
            No se sabe todavía a cuánto sumaron esos robos. En una sola provincia se ha encontrado ya cerca de 3 millones de nacionales, sólo en los últimos años. Sumemos provincias y años, y no es exagerada la cifra de 50 millones, es decir, unos 400 millones de pesos chilenos.
            En nombre de la santa y venerable democracia.

                                                                       V
            ¿Para qué servían esos pesos robados?
            Si se los hubiesen metido directamente al bolsillo los atracadores, se trataría de simples ladronzuelos directos. Los hay en todas partes. Más ese beneficio propio era mayor: con ese dinero