Espacio Vital 80-84
Índice del Artículo
Espacio Vital 80-84
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7

lll Parte: El Espacio Vital y la actual guerra. 80 Personalidades colectivas y grupos económicos naturales. 81 Esta guerra debe conducir a la libertad de los mares. 82 La guerra tiende a una justa repartición colonial
La SI 15/06/40  p. 13, 15
lll Parte: El Espacio Vital y la actual guerra.
82 La guerra tiende a una justa repartición colonial (continuación). 83 Necesidad de un reajuste entre Naciones y Estados. 84. Esta guerra vino tras veinte años de pedir  y con buenos modos Espacio Vital La SI 22/06/40  p. 15

80 Personalidades colectivas y grupos económicos naturales

            Antes de entrar en el factor colonial, es necesario enfocar  los que llamábamos “contrafuertes del Espacio Vital” (nº 67) con la guerra que se está sosteniendo. Lo son, en primer lugar, las naciones naturales y sus derechos innatos a la independencia.

            a) Precisamente si existe el problema del Espacio Vital es por la necesidad de asegurar una real y verdadera independencia de los grupos étnicos que, caracterizados por una personalidad lingüística, ostentan los caracteres de una individualidad característica a primera vista. De no existir ese derecho perfecto de una nación natural a vivir su vida ¿cómo hablaríamos del Espacio Vital necesario a cada nación?
            No es posible que se base un decente Espacio Vital sobre la esclavitud política de pueblos lingüísticamente personalizados. Y en esta guerra se están ventilando tantos problemas en mezcolanza, que pocos ven éste, cuya solución es cada día más perentoria.
            El problema del Espacio Vital se nos viene abajo –y las guerras quedarían en el futuro a la orden del día- si se aceptan, los fines que las potencias aliadas han declarado perseguir en esta guerra. No podríamos pesar porque Alemania, que se ha apoderado de Polonia, esclavizase a este pueblo, sea cual haya sido su conducta anterior. Es necesario podarle cuanto, sin ser polaco, los polacos despotizaban en nombre de una democracia prostituida: tantos millones de alemanes, húngaros, rusos, moravos como vivían democráticamente bajo la tiranía polaca flanqueada por la Sociedad de Naciones. Pero sería caer en el mismo vacío polaco someter a este pueblo, cuando el programa de la paz sea un hecho, bajo la esclavitud.
            Por lo mismo, es base necesaria para una solución integral del problema del Espacio Vital, resolver los problemas nacionalistas, que son base necesaria para cuanto haya de edificarse dentro de un mundo internacional correcto. Si los flamencos de Flandes exigen independencia, no solo tienen derecho a ella, sino que ella será el mejor precedente para resolver bien otros problemas. Si los vascos de España quieren independencia, ella debe serles, no concedida, sino lealmente reconocida, dentro o fuera de una alta federación ibérica. Si la India quiere gobernarse según su voluntad, la India debe ser abandonada a sus fuerzas y querencias, sin que ello quiera decir que no se le obligue a una colaboración internacional eficiente… o a una ocupación, si no prueban saber explotar su Espacio, que puede ser vital para tantos otros.
           
            b) Si un país afirma que, sobrándole ciertos productos, él quiere comprar los mismos en un tercer país, para así sustraerlos a un cuarto país que los necesita, no le será esa deslealtad internacional tolerada, y habrá que pensar en lo injusto de esos envidiosos metidos a salteadores. El ser humano que realizase esto en la vida usual sería excluido del concepto de caballero. El pueblo que esto realice debe ser reducido, hasta que admita que los bienes son del común de la humanidad y que es un crimen sustraer lo que falta a otro para yo botarlo.

            c) Es base igualmente necesaria al Espacio Vital la formación de grupos económicos a base geográfica y étnica, para los intercambios de productos que no están en el espacio vital nacional propio.
            Alemania habría de ser expulsada del Mediterráneo occidental, si pretendiese acaparar en él la compra-venta. Gran Bretaña debe ser reducida a factor de tercer orden en los Balcanes, espacio vital comercial de Alemania. Y esta estaría en su derecho procediendo, incluso, por la fuerza, contra aquel pueblo balcánico que, por excusas más o menos cimentadas en antecedentes indeseables, se negase a realizar sus mayores intercambios con el pueblo teutón, intentando realizarlos con Gran Bretaña, por ejemplo. Esta tiene en su mano tanto petróleo, que ha tenido que cerrar centenares de pozos. No tiene derecho alguno, por lo mismo, a comprar petróleo rumano, que necesita Alemania y que no necesita ella, con la sola finalidad de fregar la