Palestina Israel 46
Índice del Artículo
Palestina Israel 46
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18

El Imperio británico se está cuarteando. 4. Las maneras de ensanchar el Imperio La SI 16/03/46 p. 1-6
La novela del Gran Mufti La SI 06/07/46 p. 5
El problema judío resuelto La SI 03/08/46 p. 5-6
El por qué de la matanza palestiniana. Otra vez la cuestión judía. La SI 10/08/46 p. 1-4
Repartición aparente de Palestina. ¿Repartición de Palestina? La SI 31/08/46 p. 1-4

(...)
            Sabemos cómo se fue agrandando el Imperio inglés (por lo demás, como se fueron agrandando otros Imperios que le precedieron). La palabra central que sintetiza los métodos generadores de ese Imperio es Conquista.
            Ahora, los que han usado y abusado de esta palabra han dado en hablar, en reuniones internacionales, contra la Conquista. Y es cómica cosa ver cómo precisamente los ultraconquistadores maldicen la conquista. Es decir, maldicen que otros apelen a la conquista, y les arrebaten a ellos lo arrebatado antes por ellos, mediante la conquista.
            Es ridícula cosa,  (y para juzgar el caletre de la gente alfabeta, bochornosa), ver cómo esa campaña contra el derecho de conquista la han iniciado, y la están propagando, aquellos pueblos que, mediante la conquista, lo han hecho todo, abusando de los demás con audacia insolente.


(...)

            No es cosa rara, por lo mismo, que los Imperios históricos se hayan iniciado y hayan continuado a base del derecho de conquista. Las razones las usan los imperialistas del Derecho de Conquista, abominando de él... una vez ellos tienen el estómago repleto. Y, por lo mismo, abominan de él los que se han valido –y se valen- del Derecho de Conquista aún en nuestros días.
            Cualquiera podría pensar que esos Gobiernos que abominan del Derecho de Conquista y que son ellos precisamente los que han abusado de él, eran así en siglos pasados, siendo ahora pecadores arrepentidos y no aceptando para nada ese famoso Derecho de Conquista.
            Gran Bretaña, durante y después de la otra guerra, fue la promovedora de una campaña contra los llamados Derechos de Conquista. Pues bien: mientras ese Gobierno así cacareaba contra la Conquista, y exactamente en las mismas horas, ella abocaba sus armas sobre Palestina , sobre Chipre, sobre Irac, sobre Arabia, sobre Afghanistán, para apoderarse de esos países a fuerza de armas, por Derecho de Conquista.
            Y, a traición. Porque fueron los árabes los que constituyeron el nervio de la acción expulsadora de los turcos de esos países; y, una vez lograda, fueron los británicos los que allá se quedaron, despojando a los habitantes de la soberanía e introduciendo en esos pueblos árabes la tiranía y la opresión más exacerbadas. ¿Qué crímenes no se han cometido en Palestina, a base del Derecho de Conquista, ejercido por Gran Bretaña en 1920?
(...)

9. El terremoto
            Y, aquí está. No saben los británicos donde refugiarse, porque todo se les está viniendo abajo. Dejemos aparte su ayuno, que va a ser largo de años. Dejemos aparte el que sus masas (las explotadas), ahora son ellas mismas las explotadoras, ensangrentando democráticamente al mundo con sus criminosas matanzas de inofensivos pueblos. Todo inútil, absolutamente inútil. El Imperio británico se viene abajo. Esa densidad de manchas negras del mapa de nuestra portada, va a desaparecer, quieran o no quieran los ingleses. Su Imperio está agonizando; ya se necesitarán pocos meses para que hayamos de coger la pala de las inmundicias para echarlo redondamente a la basura.


            a) La India está perdida...