Italia 34
Índice del Artículo
Italia 34
Página 2
Página 3
Página 4

¿Qué hace Mussolini en el Agropontino? La SI 27/10/34 p.1-2

 

Ref: interesante crónica que permite entender el por qué de la adhesión de Bardina a la persona de Mussolini y al Fascismo -vio, en aquella y éste, no meras palabras, sino hechos y obras, que realizaban la Doctrina Social de la Iglesia- que ocupa 5 páginas, estructurada en base a 12 puntos (copié solo los tres primeros) intitulados así:


1)  “El Sexto Sentido” (instinto popular) (juzga por los resultados obtenidos); al espíritu crítico; a la discusión; al Fascismo, como sistema; al gobierno -instrumento del bien común (p.1 col.2), para solucionar problemas (p.1 col. 3)-; 
2) “dolce far niente” (p.1 col.2,4), al gobierno de “viejo estilo” (p.1 col.2) de la Italia de 1921, del “laisser faire” (p.1 col.3), a los programas de los partidos políticos (p.1 col. 4);
3)  “El movimiento continuo”, a las obras del Fascismo en Italia, espirituales y materiales, a la justicia social por él establecida -según JBC- cimentada en el Evangelio y en la Doctrina Social de la Iglesia (p.1 col. 5 y 2 col 1);
4) “Magna parens, Italiae Tellus”, esto es, a la Tierra, a la Reforma Agraria (conceptos fundamentales en el ideario político, social y económico de JBC);
5) “Agro Pontino” (su historia, desde la Antigüedad, el desafío que representó a lo largo del tiempo, insuperable hasta nuestro tiempo),
6) “Mussolini se planta en medio del Infierno” y, junto con pensar, actúa, ayudado por el ingeniero José Marchi, convirtiendo el Infierno en Edén;
7) “Littoria”, primera ciudad hija de esa empresa;
8) Sabaudia, otra ciudad, otro centro, emanado de esa voluntad;
9) “Mussolini trillador”, en tierras inhóspitas anteriormente;
10) “La redención del campesino” (sueño anhelado de Bardina);
11) “El mandamiento de los viejos”, el de Plinio el Mayor (siglo l d.C.), veinte siglos después, lo cumplió Mussolini;
12) “El panegírico del hecho vivo”, que Bardina lo concluye así: “Abundarán los objetivos retóricos en estos días conmemorativos. Hemos preferido exhibir hechos vivos.  // Hechos vivos que, además -¡oh pueblos y gobiernos!-  son Tipo y Ejemplar.”

1.- El sexto sentido.- Italia está –ha estado durante tres lustros- sobre la mesa de la discusión. Ha sido, a veces –pocas veces- discusión fría y serena. Son muchos los que se proponen juzgar desapasionadamente. Son pocos los que lo consiguen. El espíritu del crítico está pronto, pero la carne es flaca.
            Discusión serena o discusión apasionada, ha dado vueltas, en un 90% de veces, alrededor de los pingajos. ¿Conviene el fascismo? ¿Son aceptables sus principios? ¿Qué hay que pensar sobre la energía del gobierno, sobre el rigor y aún sobre el litro de parafina ingerido “velis nolis”
            Esto está bien. Toda discusión está bien. La discusión fría y clara y objetiva. También la discusión cálida, unilateral, apasionada. Ese apasionamiento es válvula. Una vez libre el fuego interior, el alma se serena para juzgar.
            Interesa, por lo tanto, esa sabia discusión sobre los principios de gobierno, sobre regímenes administrativos, sobre métodos de legislación, sobre sistemas de organización estatal.. Dios entregó el mundo a las disputas de los hombres.
            Pero...
            Pero eso interesa, realmente, a muy pocos. El pueblo –y es parte del pueblo el ingeniero, el cura, el médico, el gerente, el profesor- el pueblo o no discute, o discute por discutir, no concediendo a la discusión un valor práctico. El pueblo, ante un régimen, nuevo o viejo, de derecha o de izquierda, de este sistema o del otro, es más práctico. El pueblo juzga por las obras. Ha sido el pueblo amamantado a