Italia 39

            Sicilia es la isla famosa ya 600 años antes de Cristo, llamada, por su población ilustrada y su riqueza enorme, la “Magna Grecia”. Aquí vivieron sabios inmortales. Y aquí desplegaron brazos dinámicos un fuerte trabajo, hasta convertir la isla en un Edén.
            Es un Edén. Su tierra, como de volcanismo al fin, es muy rica. Sus montes pueden cultivarse hasta la cumbre. Su aceite es óptimo, sus uvas famosas. Eterna primavera. Y allá cerca, a tiro de ballesta, la dulce bahía de Nápoles, el encendido vino de Salerno, la isla de Capri sensual, día y noche cercada de sirenas, que tienen sus cuevas de hadas en el Scila y el Caribdis de ese famoso estrecho de Mesina.
            Y siempre los extremos chocantes, tan propios de la vieja economía inhumana: en las zonas más ricas, una mayor pobreza. Y florecían hambres –si es que las hambres pueden florecer- en esas campiñas encantadas… de las cuales el latifundista remolón, egoísta, antipatriota, no le daba la gana de cuidarse.
            Cuidarán de ella, ahora, mejores manos. La parcelación hará el milagro.
            ¿Qué será esa isla famosa, labrada por 100.000 brazos que la trabajarán como propia? Naranjas de Valencia, aceites de Andalucía, frutas de Grecia, vinos de Provenza, almendras mallorquinas, atención: Sicilia, por milagro de la parcelación, va a desbancaros de los mercados mundiales, llenado de oro a los que van a trabajarla. Y una región rica poblada por pobres, va a convertirse en cuerno de la abundancia.

Conmemoraciones regionales de hombres célebres italianos
La SI 09/12/39 p. 6-7
(tema educativo: el ejemplo, el premio JVG)

    Una de las iniciativas de carácter cultural más original que ha tenido el Gobierno italiano, es la acordada en 1933, de celebrar cada año, y región por región, un homenaje a los grandes hombres, que, con su ingenio ilustraron y enaltecieron a su pueblo: poetas, filósofos, escritores, músicos, pintores, escultores, grabadores, arquitectos, científicos e incluso Reyes y hombres de Estado. Se comenzó en la Romagna, donde se celebraron tres: el del César creador del Imperio; el de Carducci, el poeta de las “Odi Barbare”, gran humanista, filólogo, crítico, profesor, maestro de una generación entera; Pascoli, el poeta de la delicadeza, discípulo y sucesor suyo en la cátedra de literatura italiana en la Universidad de Bolonia, crítico como él, y al mismo tiempo estudioso del Dante, de cuyo poema, y especialmente de sus fuentes teológicas supo sacar interpretaciones absolutamente nuevas.
     El año 1934, tuvimos la conmemoración marchigiana, cuya iniciativa, a más de haber sido mejor desarrollada, fue también la más copiosa. La región de la Marche ha dado a la patria grandísimos ingenios: tales como el de Rafael, Leopardi, Rossini. Más tarde Adolfo Carolis, el gran xilógrafo, decorador al fresco, creador de toda una escuela de grabadores y autor de los fastuosos frescos del Palacio de Podestá de Bolonia, y asiduo ilustrador de las obras de D’Annuncio, Bartolomeo Eustacchio, el docto médico y anatómico, autor de numerosos descubrimientos, entre los que se cuenta la famosa “trompa de nuestro oído”, que precisamente por él se llama de Eustacchio; Bramante, el arquitecto magnífico pero prepotente, en lucha siempre con Michelangelo; y otros insignes artistas como Gentile da Fabriano, Sassoferrato, Barocci, Francesco Sapori; y literatos como Alberico Gentili, Mauro Ricci y Annibal Caro.
    A este inmenso grupo de marchigianos, se añade en el año 1934 una hilera bastante larga de nombres célebres piamonteses, conmemorándose por lo tanto, también, el de Vittorio Amadeo, los de Carlo Emanuele l, ll y lll; el de Eugenio di Savoia, el del Conde Rosso y el del Conte Verde; de Emanuele Filiberto, de Carlo Alberto, de Amadeo Vlll, de Tommaso di Savoia; en una palabra, de toda la dinastía saboyana que tiene su cuna en Piamonte, comenzando por Umberto Biancamano, Jefe de su rama genealógica. Después la del célebre novelista Mateo Bandello; del historiador Cesare Balbo; del arquitecto Juvara; del fundador de la “unidad de Italia”, Cavour; y finalmente, otras figuras siempre vivas en el corazón de todos los italianos, como por ejemplo, Mássimo d’Azeglio, Vincenzo Gioberti, Arduino d’Ivreo, Silvio Pellico, Vittorio Alfieri, Galileo Ferraris, G. Schaparelli; estadistas, soberanos, literatos, trágicos y científicos.
    En 1936, le tocó el turno a Campania, que, con Nápoles a la cabeza, ha tenido abundancia de celebridades, contando con poetas tales, como el Tasso, y Jacopo Sannazar, e historiadores como Pietro


 
Image

 

Galería de Mapas

Mapas públicados


Enero de 1943
9-1-1943_MP2.JPG
Mapa 2 del 9 del enero de 1943

Febrero de 1943
27-2-1943_MP2.JPG
Mapa 2 del 27 de Febrero de 1943

Enero de 1943
9-1-1943_MP1.JPG
Mapa 1 del 9 del enero de 1943

Febrero de 1943
20-2-1943_MP3.JPG
Mapa 3 del 20 de Febrero de 1943

Invitados en linea

Visitantes: 1651394