1934 03 y 04
Índice del Artículo
1934 03 y 04
Página 2
Página 3

Comentarios. Dos Santos del día  La SI 05/03/34 p.5
Partido Latino-Americano  La SI 05/03/34 p.10
Bélgica XX Una escuela pobrísima La SI 19/03/34 p.7
Las niñas del Liceo de Viña La SI 23/04/34 p.3
Documentación. Programa del Partido Liberal de Chile. (Convención Octubre 1933)  La SI 23/04/34 p.11

Comentarios. Dos Santos del día  La SI 05/03/34 p.5


            Telegramas de Roma anuncian la canonización de los varones que –con frase de la “Revue des deux Mondes” al hablar críticamente de Santos- podríamos llamar Santos internacionales, cuya labor y la de los suyos no es un país, sino el ancho mundo: Antonio María Claret y Don Bosco.
            El fundador salesiano ha influido en la civilización universal más que cien Congresos verbalistas. Tiene en la historia de la cultura un buen puesto, y en la de la educación moderna un lugar preeminente, en especial bajo el punto de vista antiverbalista y de educación práctica. Su corregir amigablemente, su jugar con vistas integrales, sus talleres de aprendizaje, su instrucción por la acción, su perfección por el carácter, hacen del famoso turinés un innovador profundo, que, mediante el rumoroso enjambre de sus hijos, ha llevado el intento salesiano a todos los rincones de la tierra...

Partido Latino-Americano  La SI 05/03/34 p.10

3º El Partido luchará por la reforma y coordinación de los sistemas educacionales de la América Latina, orientándolos hacia el ideal impostergable de nuestra unión económica y cultural.

Bélgica XX Una escuela pobrísima La SI 19/03/34 p.7
Resumen de ideas: sobre la educación popular; la educación económica; el conocer como antesala del hacer

            En los alrededores de Charleroi hay una aldea humilde, llena de luz y color. En ella hay una Escuela que me ha hecho hablar varias veces. La he visitado detenidamente. He trabajado con sus chiquillos. He palpado la emoción educacional de tres maestros tan sencillos como interesantes.
            La escuela está en un edificio pobrísimo, casi abandonado. Tiene bajos y altos. los bajos no están ni enladrillados ni enmaderados. Tienen por piso la tierra natural. Se sube a los altos por una escalera de madera improvisada, sin baranda, de aquellas que suele haber en los establos. Es que ésto fué un establo.
            Cuando se pronuncia esta palabra, en los círculos del pedagogismo fantasioso, vienen ganas de reir. ¡Un establo para escuela! Son los que hacen construir palacios para escuelas primarias, desnaturalizando al niño gota a gota. Pero, cuando uno piensa, en cuántas cosas notables -y, aún, sublimes- han acaecido en un establo, el respeto surge y se está en tren de un milagro.
            Cuando entré allá por vez primera, los 30 niños estaban estudiando una llave. El pedagogista
sonreirá. El maestro verá, alrededor de la llave, todo un mundo; dos, tres, cuatro mundos enteros; una inagotable sucesión de mundos. La llave y su material mineralógico. La llave y su origen metalúrgico. La llave y su precio. La llave y su oficio de cerrar, contrapeso a esa estupenda cualidad del hombre de ser libre y de poder robar. La llave como cosa de arte. La llave como signo de propiedad. La llave como prima-hermana de la clave. La llave...
            Los niños de esta magnífica escuela-corral ¿estudiarán la llave bajo todos estos aspectos? Si. Cuando acaben de agotar esos aspectos, no han pasado del Prólogo. Porque ellos han de construir una llave. El conocer no es un fin, en esa escuela extraordinaria. Conocer es hall del hacer.
            ¿Hacer una llave, niños de 12 años? Sí. Hacer una llave.
            Comienzan por ver, tocar, examinar un centenar de llaves. De ellas, como 90, son vulgarotas; unas diez son objeto de arte: utilidad y este hecho un sólo ser. Entre estas diez hay llaves del siglo XV,