España 36 08 22
Índice del Artículo
España 36 08 22
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5

España en llamas. La guerra social ha explotado en España, envolviéndola en una doble llamarada de llamas materiales y de odios. Es el siglo XlX que se hunde (2) La SI 22/08/36 p.11
España en llamas. La guerra social ha explotado en España, envolviéndola en una doble llamarada de llamas materiales y de odios. Es el siglo XlX que se hunde (3) La SI 29/08/36 p.7-12

10. El Soviet en Francia (continuación)
            La ley determina en Francia la época de elecciones legislativas, para renovar el parlamento. Y aquel gobierno –derechista- señalaba la fecha precisa: el 26 de Abril y las complementarias el 3 de Mayo.
Había la más grande expectación ante los resultados que se concretarían en las urnas. Los diarios de París, en un 90%  derechistas, predecían el triunfo aplastante del Frente Nacional contra el Frente Popular Izquierdista...
Y, efectivamente se desbordaba de tal modo el sentir izquierdista del pueblo francés, que los comunistas saltaban de 15 a 81 diputados y los socialistas alcanzaban la más nutrida minoría de la Cámara: 182 diputados. Y resultaba una cámara galopantemente antiderechista, en elecciones presididas por un gobierno de derecha

Izquierdas:    
Comunistas                    81
Socialistas                    182
Radicales socialistas      117
Total                            380

Derechas:
Radicales                        31
Republ. de izquierda        83
Unión Republicana           90
Populares                       23
Conservadores               11                 
Total                            238

Total general                618

Todo esto, aunque extremista – y elocuente- era legal y correcto. Era usual y jurídico. Y, con tener mucho interés –porque indica cómo se piensa en Francia- no sería ninguno, ante eso otro: quince días después de las elecciones, como por arte de encantamiento, dos millones de obreros de toda Francia se declaraban en huelga y se apoderan de las fábricas. ¿Apoderarse? Sí: se apoderan de los almacenes, usinas, negocios y fábricas. Y echan a los dueños. Y se quedan dentro...  sin trabajar.
¿El Soviet? De hecho. Si Ud. quiere cambiar la palabra. No vamos a pelear por ello. El Soviet. Esto, dos meses atrás.

11. Millones de huelguistas
            JBC detalla la huelga –las ramas de actividad- y la califica de “huelga gigantesca”. Y añade: “jamás en el mundo había sucedido nada parecido”.

12. Como dejan de trabajar

            ¿Se quedan los trabajadores en casa? No, señor. Se van al trabajo, echan a los dueños, cierran las puertas y entregan un pliego de condiciones. Mientras los patrones –viendo visiones- leen estas condiciones, los trabajadores se sientan en las fábricas y comercios y dan rienda suelta a sus aficiones: leen, bailan, hacen clases de instrucción, chacotean.
            Todo, con modales perfectos y urbanidad consumada: nada de estropear máquinas y botar material, antes, cuidando todo con exquisito interés.
            Tenemos a la vista algunos centenares de recortes. Es de gran interés copiar algunos...

13 ¿Qué pedían los trabajadores?