España 37 08 07 y 14
Índice del Artículo
España 37 08 07 y 14
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Página 11

España en llamas (50) La SI 07/08/37 p. 4
España en llamas (51) La SI 14/08/37 p. 3-8

276. 10.000.000.000 de pesetas
            (Conclusión del número anterior)

277. El Dr. Negrín, jefe del Gobierno español
            Un diario derechista de Colombia –el de mayor circulación en el país y decididamente antiizquiedista, “El Tiempo”- publica un artículo informativo sobre la personalidad del jefe actual del Gobierno de Valencia, del cual cortamos los siguientes párrafos:
            “Un europeo que estaría en su casa en todas las capitales del mundo”, dice la prensa de Francia al hablar de Juan Negrín, hoy primer ministro de la república española.
            “Militante socialista, de muchos años atrás, Negrín fue elegido diputado a Cortes en 1931. Hasta entonces “el bárbaro” había sido profesor de biología en la Universidad de Madrid”. El hombre de laboratorio –dice un semanario francés- el investigador infatigable, célebre ya en el mundo científico, eclipsa al hombre político”. Jefe de la minoría socialista en las cortes de 1933, y reelegido en 1936, Negrín está situado entre Besteiro, socialista reformista, vinculado a las doctrinas  y a los métodos de los demócratas del fin de siglo, y Largo Caballero, expresión externa de la actividad revolucionaria. El 5 de Septiembre de 1936, en plena tragedia española, Negrín aceptaba la cartera de finanzas en el gabinete de Largo Caballero, “y se echaba encima una responsabilidad por lo menos igual a la del ministerio de guerra”. Al cabo de algunas semanas presentaba un orgulloso balance de sus actividades: reorganización del sistema bancario, defensa de la moneda, traslado del banco de España a Cartagena, igualdad de cambios, y en otros sectores, creación de industrias de guerra, importación de material primas, etc. etc.
            Juan Negrín posee una inmensa cultura que no se limita a los problemas científicos. Habla, francés, alemán, inglés,, ruso y algunas lenguas orientales. Durante muchos años vivió en Europa central, en Inglaterra, en Alemania y en Rusia. Y hoy es el jefe “bárbaro” de los “bárbaros” del gobierno de Valencia”.

278. Más sobre la muerte de Mola
            En anteriores párrafos hemos indicado numerosas anormalidades acaecidas alrededor de la muerte del general Mola. Podríamos añadir numerosos indicios de otras raras circunstancias, descartando, sin embargo, hechos aducidos por la prensa prejuiciosa, que carecen de valor. Por ejemplo, el que el general Queipo de Llano prohibiera en Sevilla una manifestación pública de los requetés andaluces en honor del general y el que el general Franco no asistiese a los funerales del muerto, a pesar de que sale de Salamanca, en avión, cada dos días cuando menos, y habiendo visitado Navarra, desde el día del levantamiento, por lo menos ocho veces.
            No parece que con datos de esta laya puedan establecerse siquiera sospechas. Circunstancias graves aconsejarían al gobernador militar de Sevilla prohibir aquella manifestación molista y quehaceres de primer orden  impedirían al general Franco llegar a Pamplona el día de los funerales.
            Sin embargo, hay otras circunstancias dignas de ser citadas. Por ejemplo, ésta: en un Comunicado oficial se decía que “el cuerpo del general se había encontrado dentro de la cabina del avión, terriblemente deformado”.  Y en otro Comunicado, también oficial, procedente de Burgos, se decía que “los restos de Mola y del sargento mecánico habían sido encontrados a 25 metros de la cabina del aeroplano”. Con el agregado que los restos del avión no se permitió verlos a nadie, fuera de la comisión oficial que presidía el general López Pinto.