España 37 09 25
Índice del Artículo
España 37 09 25
Página 2

España en llamas (57) La SI 25/09/37 p. 4-5

331. Una guerra de anti (conclusión del número anterior)
            Esta guerra española es de Anti-, de Fobias, luciferiana. Quien sepa auscultar mentes y corazones no dudará ni un segundo.

332. Ofensiva en Zaragoza
            Mientras el general Dávila desarrollaba alrededor de Santander una ofensiva por primera vez entre las Derechas bien organizadas, el gobierno de Azaña preparaba en Aragón una contraofensiva de largo alcance que puede tener diversas finalidades. No acertamos, todavía, a opinar sobre cuál de las posibles sea la verdadera. (JBC discurre sobre el tema en dos columnas).

333. Habla “Giornale D’Italia”
            JBC trae a colación a este periódico, “censurado directamente por el gobierno italiano”, que  -según dice la “Ass. Press”-  designa  con sus nombres y apellidos a los jefes italianos que participan en la guerra de España y hace apología de los voluntarios muertos en esa contienda. La misma agencia hace referencia –JBC toma también nota de ello- al decreto de Franco para fomentar la agricultura española, al derribo de cuatro pilotos italianos en el frente de Aragón, a un episodio que indica cómo se está minando la vieja disciplina militar y, a las mutuas felicitaciones de Franco y Mussolini por la captura de Santander. (El texto de este caleidoscópico comentario comprende tres columnas).

334. ¿Derechas, Izquierdas?
            En base a las noticias antedichas, en 20 líneas, JBC cuestiona una vez más el uso que se hace de ambos términos.

335.El general Garda
            JBC hace referencia a una noticia emanada de un corresponsal de la U.P., hecha circular por un diplomático argentino en San Juan de Luz, la cual pone en evidencia que el general Garda, rebelde, es el general italiano, Mario Descarni, “muy reconocido en todo el mundo y especialmente en Europa por sus conocimientos técnicos de la aviación militar”. Informa sobre éste y acerca de las pérdidas de aeroplanos rebeldes(38) y gobiernistas (285).

336. El plan desequilibrado de un pacifista
            “Una parte del pueblo español está convencida de que para que se instituya la propiedad particular, es necesario a su desenvolvimiento el sacrificio de su civilización, y está dispuesta a luchar hasta la muerte con tal objeto. La otra parte pretende que el hombre no tiene derecho a la propiedad particular, y se ha lanzado a un mar de sangre, dispuesta a aniquilar aquella institución.  Como las partes adversarias no han encontrado hasta ahora otro método de resolver la cuestión, excepto esa guerra bárbara, que implica sufrimientos innecesarios, tenemos la honra de someter al gobierno de Valencia y al gobierno de “facto” de Burgos, la siguiente propuesta:
            Primero: Adoptar como norma fundamental de vida la definición de los derechos del individuo, tal como fueron establecidos por el Instituto Americano de Derecho Internacional. Según esta definición, cada estado se obliga a respetar los derechos individuales de vida, libertad y propiedad. Segundo: Reforzar el sistema de comercio público internacional, lo cual significará la fiscalización  por