España 38 03 19 y 26
Índice del Artículo
España 38 03 19 y 26
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8

España  en llamas (79) La SI 19/03/38 p. 4
España  en llamas (80) La SI 26/03/38 p. 7-9

417. Un extraño comunismo (continuación del número anterior)
            “La gran propiedad, no trabajada por sus dueños, no es reconocida por el Estado; pero será, no sólo reconocida, sino fomentada como base social sólida, la pequeña propiedad privada”.
            ¿Se habría imaginado jamás Queipo de Llano que en el parlamento del otro lado se legislaría exactamente como él predica, y que legislar es algo más que predicar sin responsabilidad colectiva? No se lo habría imaginado jamás.
            Pero lo tenemos muy imaginado y muy sabido los que, dejándonos de cortezas y apariencias, y apodos y lemas, estamos seguros de que toda la cuestión social no es más que un corolario de abusos, de hambre, de dejadez gubernativa y de incomprensión. También de azuzamiento y fomento del mal por parte de los interesados en que el mal perdure.

418. Batalla naval de Cartagena
            Uno de los misterios más raros de la actual guerra española es la inercia izquierdista en el mar. Se han publicado estadísticas sobre las unidades navales de ambos bandos. Nadie las ha objetado se deducía de ellas que las flotas de guerra izquierdistas eran cuatro veces mayores  que las derechistas. Sin embargo, no daban señales de vida. Y la marina derechista dominaba completamente.
            Uno de los detalles en esta misteriosa conducta era que, mientras los derechistas no contaban con ningún submarino, sus submarinos hundían buques. Y las izquierdas, que contaban cuando menos con 8 sumergibles, no usaban ninguno.
            Por fin, sin que nadie se haya molestado es descifrar este misterio, ahora la escuadra del Gobierno ha presentado batalla a las naves derechistas, y el resultado ha sido el hundimiento del buque insignia de las fuerzas de Franco, crucero que constituía la unidad mayor a las órdenes de los franquistas.
            ¿Estaría, de este modo, preparada la flota gubernamental, para trabar batalla contra la flota enemiga, desapareciendo el misterio de su paradero y de las causas que la retenían, durante más de año y medio, en situación pasiva?
            Esto tendría importancia enorme en el sentido de que ambos bandos fuesen considerados como beligerantes, y, por lo mismo, autorizados a bloquear y a examinar los buques, así como a hundirlos en ciertas circunstancias. Las Derechas habían pedido reiteradamente este reconocimiento, en la seguridad de que sus flotas no tenían contrincante, siendo, por lo mismo, el bloqueo unilateral. ¿Significaría la batalla del cabo Palos, donde era hundido el “Baleares”, que existe ya una flota izquierdista capaz de combatir?
            En este caso el problema del bloqueo tendría importancia menos que mediocre, y aun podría ser favorable a los Izquierdistas, si mostrasen una flota superior a la de las Derechas.
            Los dos mayores cruceros de Franco han sido hundidos: el “España” y el “Baleares”. No se tiene noticia de que haya sido hundido ningún buque grande izquierdista, aunque sí varios de ellos substancialmente dañados.

419. Reconquista de Teruel
            los derechistas –al igual que los izquierdistas- adolecen de defectos, por lo demás inevitables. Uno de los más visibles es la idea de que siempre han de ganar y los contrarios siempre han de perder.
            El general Miaja dijo una gran verdad cuando afirmaba que “hoy para ti, mañana para mi”. Y todavía fue más allá lord Kitchener, el gran estratega, cuando afirmaba que se pueden muy bien perder todas las batallas y ganar al fin la guerra. Los ingleses saben afirmar verdades que parecen contradictorias. y a ellos pertenece también la famosa sentencia, digna de Salomón: “es de verdadero gentleman saber perder”.