España 38 04 16 y 23
Índice del Artículo
España 38 04 16 y 23
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7

España  en llamas (83) La SI 16/04/38 p. 4-5
España  en llamas (84) La SI 23/04/38 p. 5-6

Bajo este título, sobre las tres columnas centrales de la página, esto es, sobre las columnas 2ª a 4ª, ocupando 14 líneas hacia abajo, aparecen dentro de un rectángulo estas palabras, a continuación de este epígrafe:

Catorce de Abril sangriento
Otro Aniversario de la República Española ha sido entre las ruedas ensangrentadas de la guerra. Y en instantes verdaderamente trágicos para la República.
            Y el espectador que desde puertas afuera observa aquella terrible carnicería y aquella todavía más terrible ceguera –que se extiende por todo aquel horizonte, sin distinción de manos ni colores- no puede menos que hacer votos para que sea éste el último aniversario que coja  a la Madre Patria en tan lúgubres circunstancias.
            Y lo peor no es esto. Lo peor es que la guerra no va a terminar con un armisticio ni con la victoria de uno de los dos bandos que se matan con odios feroces. Lo peor es que, de tal modo concibe cada bando su ideal, que no es más que el ideal de la mitad de España. Y que, en consecuencia, hay guerra larga para después que la guerra material haya sido liquidada.
            A menos que Dios haga un milagro, y surja el hombre o el grupo que, verdaderamente español, y, por lo mismo, ni de unos ni de otros, sepa realizar una política nacional que satisfaga a unos y a otros, al menos a los bien intencionados.
            Lúgubre aniversario. Y que el próximo, en guerra o en paz, no sea peor.

432. A la vista del mar
            En la portada de este número hallará el lector un mapa de Cataluña, excelente para ir siguiendo las operaciones que están precipitando el fin de la guerra. Sería imposible ya, con el ritmo que lleva ésta, y la perentoria necesidad de una revista de entregar los materiales con bastante anticipación al día de salida, ir en mapas sucesivos marcando los avances, que siempre serían informaciones gráficas retrasadas. El lector puede seguir la marcha de la guerra en Cataluña con ese mapa delante.
            Es un mapa excelente y conforme al último levantado por la Generalidad de Cataluña, hace tres años. En él van marcadas numerosas ciudades, dejando de figurar unas 1.200 de menor importancia.
            La división del mapa en 9 comarcas naturales es la tradicional de Cataluña, conforme a los hechos de naturaleza y a la historia. Y aquí aparece la contradicción ya conocida: que, mientras que el bando que se llama español y tradicionalista divide a Cataluña según la división de Napoleón y Pepe Botellas (provincias de Barcelona, Tarragona, Lérida y Gerona), los llamados enemigos de la tradición y de lo antiguo han establecido la división tradicional, netamente catalana, y, por lo mismo, netamente española.
            Al hablar los cables de provincias, hay que recordar el origen francés y moderno (además, en absoluta oposición a las divisiones naturales geográficas) de esa partición del suelo catalán. Tarragona es la parte del Ebro, el sur. Gerona, la parte de los Pirineos orientales, al nordeste. Lérida es el occidente. Y Barcelona es el resto, es decir, la parte central tanto respecto al suelo como a la costa marina.
            Los cables del día 6 nos dan a las tropas derechistas cercando a Tortosa, por lo tanto, a tiro de cañón del mar. Del mar Mediterráneo.

433. Importancia de la aviación
            a) En el Senado norteamericano, el miembro Roberto Reynolds ha declarado lo siguiente, después que el senador Bennet Clarck acababa de decir que “los acorazados se están volviendo un arma anticuada”. “Los aviones pueden operar para proteger la línea de la costa, hasta una distancia de 800 kilómetros de ella. Un acorazado cuesta 50.000.000 de dólares, suma con la cual podría construirse