España 38 05 21 y 28
Índice del Artículo
España 38 05 21 y 28
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7

España  en llamas (88) La SI 21/05/38 p. 23-24
España  en llamas (89) La SI 30/05/38 p. 3-4

446. “Con Cataluña topamos, Sancho” (conclusión del número anterior)
            Para estar en un pie de igualdad habría de declararse oficial en Castilla el idioma vasco o el gallego o el catalán, prohibiéndose el castellano. Esto, que comprende cualquiera, no lo comprenden los consejeros del general Franco, que tienen la manía de creerse predestinados a gobernar España.
            Han topado ahora con las regiones naturales, obra de Dios,  aunque prescinda de ello el cardenal Primado. Y, ganada la guerra, la guerra comenzará, Pasiva, Subterránea. Y a los tantos años, no importa cuántos, seguirán Franco y su tegomen, si no han sabido interpretar la médula de la tradición española, la ruta de Primo de Rivera. Que moría en su querido París, que era su ideal omnipotente. Con esto, habrán atrasado el progreso integral de España en años, y el que venga detrás tendrá que comenzar de nuevo.

            o) Y la contradicción está a la vista. Los tradicionalistas tienen entre sus principios esenciales (Aparisi Guijarro, Vásquez Mella, etc.) la federación entre los pueblos hispanos. Han renegado ahora de su propio programa, por un plato de lentejas.
            Los falangistas tienen en su programa la magnífica doctrina hitleriana sobre “unidad tratándose de una lengua, variedad entre varias”. Han renegado de su doctrina, confundiendo el teorema racista con uno de sus corolarios.
            Los conservadores escasísimos que quedan en España, pertenecían al partido de don Antonio Maura. Eran, como éste, autonomistas. Reniegan ahora, en aras de quien sabe qué, de sus principios.

            p) Tenemos una esperanza, sin embargo. Que, triunfe quien triunfe, entenderá por fin la razón y querrá ser de verdad españolista, es decir, federal.
            Los izquierdistas habrán observado sus errores, que tenían por causa su sectarismo irreligioso y sus momificadas ideas políticas de tipo individualista. Y, entrarán en razón, si a ellos toca gobernar la España arruinada de 1939.
            Los derechistas tienen sus hombres interesantes, siempre que dejen de gobernarlos poetas ignaros estilo Pemán o los politiqueros de viejo cuño. El actual ministro de agricultura, verdadero jefe de la Falange, es una personalidad notable, y basta esto para esperar que entenderá.
            Y que este problema vital de España, que envenenaron los políticos, podrá ser resuelto de una vez, marcando de la mano las regiones idiomáticas, sin que ninguna de ellas tenga la pretensión absurda de ahogar a las otras, ni siquiera a fuerza de abrazos estranguladores.

447. Dinero para la guerra
            Es un secreto para todo el mundo cómo financian la guerra ambos bandos luchadores. Se han hecho suposiciones, pero nada se sabe de fijo. Debe ser tan discutible el origen del dinero, tanto derechista como izquierdista, que ambos bandos han estado acordes en no publicar una sola noticia acerca de ello.
            “La Semana Internacional “ viene de tiempo reuniendo datos sobre esta materia, y pronto podrá publicar las resultados alcanzados, que aportarán un poco de claridad, cuando menos, en un punto tan obscuro.  Por el momento, es interesante una noticia oficial, que nos llega de Burgos, por la cual sabemos que una de las fuentes más fuertes del dinero derechista provenía de las contribuciones destinadas a pagar intereses y amortizaciones de la deuda interior del Estado.
            Vale la pena de leer íntegra la noticia:
            “Se ha anunciado el pago de los intereses de la deuda fiscal, que valoriza automáticamente los títulos que tenían mero valor potencial. La suspensión del pago de los intereses y amortización de la