32 06 ME
Índice del Artículo
32 06 ME
Página 2
Página 3
Página 4

El Voluntariado en el ejército marroquí Mundo Español  06/32 p. 2-3
Interesantes Noticias de España ¿Paz religiosa? Mundo Español  06/32 p. 18

                                                                       l
            Ha sido aprobado el plan del Jefe del Gobierno, señor Azaña, relativo a la transformación del ejército de Marruecos.
            En Marruecos los gobiernos de la Monarquía vaciaban anualmente centenares de millones. Política absurda que gravó la deuda española, brindó una burocracia intolerable y melló a una rama del ejército, convirtiéndola en rémora de la nación y vivero de todos los vicios.
            Cuando se publicaron los presupuestos de este año, tuvimos que criticar a los Ministros Azaña y Carner por el volumen de millones botados en el Protectorado, apenas distintos en un  8% de los absurdos presupuestos monárquicos. Sobre más de 600 millones se ahorraron 40.
            El señor Azaña, en un discurso en esas Cortes, se sinceró de este cargo –que también se le hizo en España- diciendo que se trataba de “un presupuesto de transición”, acomodado a las “circunstancias y primer paso a un arreglo completo”. Bajo este punto de vista, podríamos aceptar las tan mitigadas economías presentadas por el gobierno. Serían primer escalón táctico para llegar a la cima de la que debe hacerse.
            El señor Azaña, para iniciar un más acelerado paso en el camino de las economías, ha propuesto cambiar el ejército forzado por un ejército voluntario.

                                                                       ll
            Las cosas en Maruecos no marchan bien, al sentir de muchos, bajo otros aspectos tampoco. Recientemente un diputado de la mayoría, Pérez Madrigal, hablaba en las Cortes de esta manera:
            “Como diputado de la mayoría, no voy a combatir al Gobierno; sólo deseo aportar los datos que tengo para contribuir a mejorar la situación en Marruecos, país que hoy constituye después de la guerra, el único punto de actividad militar.
            Pacificado Marruecos, sería mejor y más político una acción investigadora y de fiscalización.
            Considero un absurdo que la Comisión de Presupuestos se meta a modificar el presupuesto  del Majzén, porque no tiene preparación para ello.
            A este presupuesto no lo llamo la acción de España en Marruecos, sino la mala acción.
            Censuro la gestión del Alto Comisario, que no ha hecho otra cosa que acentuar todo lo malo que había antes, sin acudir a las modificaciones que estaba obligada a hacer la República.
            España recauda en Maruecos 23 millones de pesetas, y hay allí una burocracia que le cuesta al Estado español 6.700.000 pesetas.
            Es pintoresco en Tetuán el espectáculo de la plaza, donde se encuentran los distintos agentes de autoridades y militares, que parece el cuadro de una opereta vienes.
            Nuestra burocracia gasta allí 500 mil pesetas en automóviles. Todo esto lo patrocina el Alto Comisario.
            Las ciudades moras pueden compararse con el pueblo de Alcobendas o el de Villamanta, y allí hay un bajá con veintitantas mil pesetas, y como esto es poco, se crea un interventor civil, con análogo sueldo y alrededor de esto se establece una gran burocracia
            Al privilegiado funcionario civil o militar que quiere viajar, el Majzén, generoso, le da toda clase de facilidades, y el funcionario dice, por ejemplo, que se va a Lérida, y se queda en Algeciras, y para esto se consignan en el presupuesto 700.000 pesetas”.

                                                                       lll
            Para iniciar un remedio a todo esto,  -ha dicho el jefe del Gobierno, Azaña- hay que convertir el ejército por conscripción, que actúa en Marruecos, en ejército voluntario. Las tropas de Marruecos serán de dos clases: españoles voluntarios y ejército indígena. La Legión Extranjera deberá ser disuelta. Muy útil en tiempo de guerra, es poco conveniente en días de paz como los actuales.