Guerra 1939 39 12 16
Índice del Artículo
Guerra 1939 39 12 16
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10

La Guerra ruso-finlandesa La SI 16/12/39 p. 1-2
Un cadáver que habla. La Sociedad de Naciones hace como que dice algo La SI 16/12/39 p. 3-6

            Aparece en el grabado la República de Finlandia, así como todas las indicaciones que pueden aclarar al lector los sucesos bélicos que tienen lugar en ella.
           
            Zonas reivindicadas
            (Círculos a, b, c, d)
            Círculos: son cuatro y representan las cuatro zonas  acerca de las cuales Rusia exige modificaciones territoriales, basadas, sea en la cuestión racial, sea en su seguridad.
            Círculo a, en el extremo norte del país. Rusia exige la cesión del territorio finlandés contenido dentro del círculo. Razones: los habitantes no son finlandeses; fue cedida la zona a Finlandia veinte años atrás bajo la presión de Gran Bretaña, que la ocupaba; está realmente bajo la tutela extranjera, explotando las minas capital y personal anglo-canadiense, constituyendo una amenaza continua sobre Rusia, como se probó en 1919. dentro del círculo está Petsamo, que figura constantemente en los telegramas.
            Círculo b, en el extremo sud occidental del país, a la entrada del golfo de Finlandia. Aquí está la famosa península de Hangó, que los rusos exigen en arriendo militar, para defender la entrada del golfo. Por el sur tienen la entrada bien defendida, como puede verse por las manchas negras puntuadas de blanco, que Rusia ha arrendado a Estonia en virtud de los recientes Tratados. La entrada norte estaba, no solo desamparada, sino a merced de enemigos de Rusia, aliados de Finlandia.
            Círculo c, al norte de Leningrado, frontera ruso-finlandesa, entre el mar y el lago Ladoga. Es lo que llaman los cables istmo de Carelia. Rusia exige la cesión de este trozo hasta los límites de Viborg, para asegurar Leningrado contra un ataque de artillería finlandesa. También, la razón racial: no son sus habitantes finlandeses, sino carelianos. Dentro de este círculo figura una flecha que marca dos islitas. Son estas como una docena y Rusia las exige. No están pobladas y constituyen una amenaza contra Darmstadt (la islita señalada por la flecha que va de sud a norte).
            Círculo d, en la costa norte central del golfo de Finlandia. Es la isla de Hogland, que los rusos han tomado ya. Existen en ella tres o cuatro aldeas de pescadores carelianos, no finlandeses. Es la defensa central del golfo, junto con las fortificaciones vis a vis, que en el sud están levantando febrilmente los rusos, en tierras arrendadas de Estonia, como puede ver el lector en el mapa (negro puntuado blanco).
            Estas son las cuatro zonas que han concretado los rusos que son necesarias a la necesidad suya, y especialmente de Leningrado, llave de toda la Rusia septentrional.

            Zonas de ataque
            (Manchas negras)
            La ofensiva rusa (aparte los raids aéreos) ha abarcado hasta aquí 7 campos de batalla, que en el mapa vienen marcados por flechas de doble línea y numeradas con cifras arábigas.
            Flecha 1, en el extremo norte. Los rusos han ocupado la península del Pescador, interceptando toda comunicación finlandesa con el mar. Los mismos minerales anglo-canadienses (níquel, cobre) habrán de buscar una salida por tierra, viendo de lograr tocar la frontera noruega y por ahí un puerto…si los rusos no se han apoderado ya de esas minas.
            Flecha 2, también al norte. La mancha negra indica el avance por este lado. El intento ruso es cerrar la escapada a los finlandeses hacia el sur, como la tienen ya cerrada por el norte a causa de la operación anterior. Quedó dentro, Petsamo, acorralada la ciudad por todos lados y su rendición asegurada. El ejército que opera en esta zona procede de Murmansk y Arcángel, en el mar Blanco, que asoma a la derecha.
            Flecha 3, en el istmo careliano, vecindad de Leningrado. Es donde las fuerzas son superiores, haciéndolas llegar los rusos a 200.000 hombres, según los finlandeses, a un millón, con 600 aeroplanos. Cifras evidentemente exageradas. Es la parte sensible del conflicto este