Bolivia 33
Índice del Artículo
Bolivia 33
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5

Presentación de problemas: La República de Bolivia, emporio de riquezas naturales: sus posibilidades económicas internacionales La SI 21/08/33 p. 6-7
Novedades en el Chaco La SI 18/12/33 p. 4
Bandera blanca en el Chaco. Un  ¡Alto el fuego! en el Chaco. La SI 25/12/33 p. 1-2

 (resumen)

1. El maravilloso enterrado
2.Los Yungas, Paraíso americano
3. Los llanos vírgenes
4.Bolivia, país intacto
5. Bolivia en cifras
6. Ciudades bolivianas

7. Chile y Bolivia, complementarios
            Ese enorme país que es Bolivia, con tan enormes riquezas, a ser trabajadas por un número de habitantes relativamente escaso, se presta a hacer la riqueza de los espíritus vigorosos y audaces que se dispongan a trabajarla. Elevado ese problema a una significación general, Bolivia puede reportar grandes ventajas  a aquel pueblo que, poniéndose en el plano de  “do ut des” , quiera hallar ventajas y también proporcionarlas.

            “Las alianzas –ha escrito nuevamente un espíritu tan alejado del materialismo como Juan Vásquez Mella- se acuerdan, no por cuestiones de sentimentalismo o de capricho, sino por razón de suplementar un pueblo los vacíos del otro. Por lo mismo, serán cada día más lógica las alianzas entre pueblos diferentes y de intereses encontrados, que no entre pueblos iguales y de similares intereses, los cuales, por lo mismo, les colocan en una base de pugna y competencia".

            La iniciativa chilena, durante un tiempo no remoto, supo hacer mucho en ese sentido. Grandes compañías mineras, y un comienzo de organizaciones de otro orden, hallaron en el suelo de la hermana Bolivia una excelente inversión y un campo fértil.  Y buena parte de la prosperidad privada en Chile venía en línea recta de esos esfuerzos, realizados en ventaja común, por hombres de grande iniciativa. Todavía hoy día hay en Bolivia capital chileno, y hombres de larga vista que comprenden hacia donde han de marchar  las proyecciones económicas de grande alcance. Y no faltan Compañías que permanecen firmes en ese ideal práctico, laborando en Bolivia para los bolivianos y los chilenos a la vez.

            Raras veces se podrá encontrar una combinación de necesidades complementarias más concordante. Importa Chile materias que Bolivia le podría proporcionar ampliamente a cambio de otras que Bolivia importa de otros países y que podría llegarle de Chile.  Hay en el país hermano campo abierto para la explotación de terrenos vírgenes, en ganadería, en organizaciones fabriles de determinados productos.  Y, en respecto de aquello que debe importar, hay posibilidades de tratos preferenciales, a cambio de otras preferencias, cierto, que pueden redundar en ventaja enorme para los dos pueblos que se complementen.

            Queda aquí campo abierto a grandes expectativas, que podrían fácilmente ser concertadas, para ver de echar unos cimientos comunes que unan para un futuro mejor a dos pueblos que mutuamente llegasen a complementarse, bajo tantos conceptos respecto de los cuales se beneficiarían ambos países.

Novedades en el Chaco
La SI 18/12/33 p. 4