1931
Índice del Artículo
1931
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8

El Liceo de Playa Ancha La Unión, 08/05/31
El rol de la Universidad según Ortega y Gasset  La Unión, 15/06/31
El idioma francés en la Escuela alemana  La Unión, 06/09/31
Universidades de estudios concretos La Unión, 10/09/31
La Universidad de Guatemala La Unión, 23/10/31
Escuela Normal de Misioneras  La Unión, 01/12/31

El Liceo de Playa Ancha
La Unión, 08/05/31

Resumen de ideas: sobre el sistema escolar chileno: su organización; la reforma escolar; la descentralización; la diversificación escolar o educativa

            La entrada del señor Gómez Matus en la rectoría del Liceo de Playa Ancha hace revivir un viejo tema, que constituye uno de los puntos más discutibles de la organización educacional chilena.
            Cuando se creó este Liceo de Playa Ancha, un año atrás, fue precisamente el señor Gómez Matus quien expresó ideas que tuvieron en estas columnas entusiasta comentario. Venía a decir lo siguiente: "un segundo Liceo de Hombres en Valparaíso no ha de constituir un simple desdoblamiento, eco o retrato del otro. Hay que realizar allí una organización pedagógica distinta del Liceo número 1, no en el sentido de suponer que la de éste es mala, sino en el sentido de rememorar que, dentro de la zona de lo bueno, hay sistemas distintos, métodos diversos, maneras diferentes, para cuya elección el profesorado y el ambiente son dos factores que pueden decidir de acuerdo"
            El método centralizador francés, por el cual el Liceo Henry lV, en el corazón de París, educa, enseña y trabaja como el minusculillo Liceo provinciano y rural, no sólo es una concepción opuesta a las exigencias de la realidad, en cada partes distintas, sino que corta las alas a la imaginación del profesorado, atrofia sus iniciativas, deja de ensayar caminos aptísimos y reduce la educación a una mecánica de disco.
            Dentro de la metodología nueva, hay variantes igualmente dignas de acucioso estudio y fecunda aplicación. Hay sistemas diversos que se perfeccionarán sólo a base de noble competencia con otros. Hay métodos distintos de cuya mutua lucha y choque surge la luz del progreso.
            Y si esa diversificación metodológica es interesante en todas partes, ha de serlo particularmente en Chile, donde las verdaderas experiencias educacionales en este sentido están por hacer, y se carece de los datos necesarios para hallar -y sólo se pueden hallar prácticamente- la organización que más se diga con las características nacionales de la raza.
            Esa diversificación de fisonomías liceísticas tiene, también, su importancia subjetiva. El profesor progresa a condición de luchar. Se anima, siempre que se vea acicateado por el estímulo de hacerlo mejor. Se perfecciona, en cuanto no copia cosas estereotipadas, sino que aporta el fruto fecundo de sus tanteos a la marcha progresiva de la organización educacional.
            Esas condiciones esenciales para una lucha fresca y sincera, se necesitan más en Chile que en los viejos países de Europa. Somos nuevos en ensayar, primerizos en querer avanzar, recién aparecidos en el escenario de la renovación educacional. No hay tradición de lucha autónoma, reducidos los profesores, bajo este aspecto, a una laya de empleados públicos destinados a dar la hora marcada desde lejos, fuera de su propia decisión educacional.
            Una de las medidas que se imponen en la actualidad liceística es ésta: dar fisonomía, no diremos a cada liceo, pero sí a los liceos que aparezcan -por el lugar, por la dirección- como capaces de estructurar lentamente esa fisonomía, sea en división de materias, sea en preferir e intensificar algún grupo, sea en procedimientos metodológicos, sea en organización reglamentaria.
            Nada de amorfismo ni de ixomorfismo. Caracterizar los centros de instrucción. Ello valorizaría el establecimiento, acicatearía a los maestros, empujaría enérgicamente el progreso educacional.
            El señor Gómez Matus ¿continúa abundando en estas excelentes ideas? Sea, pues, el Liceo de Playa Ancha el primer núcleo educacional que labre penosamente, fecundamente, una especial fisonomía.

El rol de la Universidad según Ortega y Gasset
La Unión, 15/06/31