Pre Guerra 1939 07
Índice del Artículo
Pre Guerra 1939 07
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
¿Guerra ruso japonesa? Hostilidades en Manch-kuo La SI 08/07/39 p. 1-2
Danzig hierve La SI 08/07/39 p. 4
Los problemas de Bolzano y Trieste La SI 22/07/39 p. 7-8
¿Guerra ruso japonesa? Hostilidades en Manch-kuo
La SI 08/07/39 p. 1-2


    a) Es tan enredada la situación del Extremo Oriente-aludimos a enredos en cuanto a poder ser comprendida; no, en cuanto a verdadero peligro- que creemos útil acompañar ante todo un mapa que muestra todos los cabos del enredo. Helo aquí, con una ligera descripción acerca de los “puntos afiebrados” de esa extensísima región mundial.

    Enseña  el contenido –las referencias- de su mapa de la página 1: Lejano Oriente u Asia oriental y el Pacífico. (Hay números y letras, descritas aquí abajo)
    1. Mar de Seghalien e isla de su nombre, donde anualmente, al iniciarse en estos meses el período de pesca mayor, estallan numerosos conflictos locales (con las consiguientes reclamaciones diplomáticas) entre pescadores japoneses y rusos. La mitad meridional de la isla pertenece al Japón y la mitad norte al Soviet.
    2. Tiensin, la gran ciudad china, entre el mar y Peiping (representada aquí por el circulito negro más interior). En la Concesión británica de Tiensin es donde se iniciaba la actual tensión diplomática, por estar refugiados en ella 4 chinos que mataron a un japonés.
    3. Frontera mongol-manchú (o lo que es lo mismo, ruso-japonesa), donde desde hace mes y medio está realizándose una guerra aérea, en la cual han caído ya más de 500 aparatos de ambos bandos.
    4. Zona norte de Hong-Kong, que los japoneses están bloqueando, para cerrar el paso de armas para los chinos.
    5. Zona sur de Hong Kong donde la Concesión Francesa y la posesión portuguesa de Macao comienza también a ser bloqueada.
    6. Singapore, la fortaleza británica, Gibraltar Oriental, en la cual ha gastado Gran Bretaña más de cien millones de libras. En ella se han reunido en conferencia militar de 3 días los almirantes británicos y francés que comandan en estos mares, acordando comando único en caso de guerra.
    7. Islas de Java, Sumatra y otras, de Holanda, con enormes materias primas, de las cuales se dice van a ser presa de los japoneses en caso de guerra, pero que no quieren desneutralizarse, no creyendo Holanda en este peligro.  
    8. Australia, la gran República oceánica, parte del Imperio británico, que ha acordado construir 16 cruceros más para futuras contingencias.
    9. Islas Filipinas, armadas por Estados Unidos. Esas 10.000 islas son de un valor estratégico único y de una potencia económica extraordinaria. En ellas está anclada una escuadra norteamericana, reforzada.
    10. Japón, contra el cual –dice un telegrama- se dirigiría inmediatamente en caso de guerra, la ofensiva conjunta de Gran Bretaña, Australia, EE. UU. y Francia.
    a. Mar del Japón b. Mar amarillo c. Mar de la China septentrional d. Mar de la China Meridional. e. Mar Pacífico. f. Mar Índico

    b) Dos nuevas noticias constituyen la novedad acerca de este intrincado Lejano Oriente: la conferencia que se ha iniciado en Tokio entre británicos y japoneses y el recrudecimiento de las hostilidades en las fronteras del Manch-kuo, que vienen señaladas en el mapa con la cifra 3.
    Respecto de la conferencia ella ha de venir a confirmar lo que hemos avanzado en números anteriores: que estos incidentes de Tiensin no tienen interés alguno nacional. No se trata más que de intereses a salvaguardar por parte de Gran Bretaña, sin que China ni los Tratados firmados sin ser cumplidos, ni la moral internacional tengan parte alguna en el asunto.      En esta Conferencia se tratará, simplemente, de cómo las autoridades japonesas de Tiensin podrán hacer lo que les da la gana, pero con una sola cortapisa: que los intereses comerciales británicos no sean presionados.
    Afortunadamente, grande es China y son muchos millones, 450 millones de chinos a los cuales vender. No ha podido haber, bajo este punto de vista, motivos de rozamientos.
    El lector no ha de perder de vista dos puntos de primer interés, que se refieren, respectivamente, a la cáscara y al fondo del problema asiático.